Marull encarna a 'Hedda Gabler' en su regreso al Lliure de Gràcia

Actualizado 25/01/2012 5:10:36 CET
La Actriz Catalana Laia Marull
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La actriz catalana Laia Marull se pondrá a partir de este miércoles en la piel de la portentosa 'Hedda Gabler', la fría y manipuladora mujer que ideó Henrik Ibsen.

   Esta obra supone su regreso al Teatre Lliure de Gràcia, donde empezó su carrera como actriz de la mano de Lluís Pasqual.

   En esta ocasión la dirigirá David Selvas en un montaje muy contemporáneo que pretende, según el director, quitar el polvo del texto original para demostrar que la protagonista es todo un "volcán en erupción", según ha explicado en rueda de prensa.

   La actriz, pos su parte, ha confesado que encarnar a Hedda Gabler ha sido un hueso duro de roer por lo complejo del personaje: "No se conoce a sí misma, y eso es lo que la hace interesante. Va sobre la cuerda floja constantemente", ha dicho.

   Hedda es, en la versión de Ibsen, la hija del general Gabler, y se acaba de casar con el académico Tesman, pero al volver de su luna de miel se da cuenta de el error que ha cometido, al llevar una vida que ella no puede ni quiere asumir.

   Las estrictas convenciones sociales de la época en que se escribió la obra --a finales del siglo XIX-- hicieron que Ibsen lo cargara de crítica, pero Selvas y su equipo han querido limar esas referencias para que el subtexto pase a ser el texto de la obra.

   Ella es la gran protagonista pero a su alrededor gira una constelación de personajes que lucharán por no ser eclipsados por su arrolladora personalidad: Jörgen Tesman (Ernest Villegas), Ejlert (Pablo Derqui), Julia Tesman (Àngela Jové), Thea Elvsted (Cristina Genebat) y Brack (David Selvas).

   Selvas, que en principio sólo iba a dirigir, ha tenido que asumir a última hora el papel de Brack después de que el actor Francesc Orella se lesionara un pie la semana pasada.

   Superado el contratiempo, el director ha comentado que una de sus obsesiones fue reforzar al resto de personajes para que no quedaran minimizados por Hedda, así que, por ejemplo, transformó a la tradicional 'tieta' que interpreta Jové en una moderna señora lesbiana que llora por su novia.

   Los temas de los que habla el espectáculo son del todo vigentes --lucha por el poder, egoísmo, choques entre clases sociales, crisis-- y la escenografía también lo es, pues toda la trama transcurre en una lujosa y minimalista mansión.

   El tono de la obra arranca con mucho toque de comedia --"las personas inteligentes saben reírse de sí mismas", ha apuntado Selvas--, pero poco a poco el torbellino Gabler se desencadena y lo vuelve todo más ocuro.

   A medida que avanza la obra todos los personajes se van arrastrando a la tragedia, y en este recorrido les acompaña también la luz, por ejemplo, que cambia de una tonalidad más neutra a una coloración más "lynchiana", según el director.

   'Hedda Gabler' se podrá ver en Barcelona hasta el 19 de febrero, y después en los otros dos teatros que han participado en la coproducción: el Centre d'Arts Escèniques de Reus (Caer) los días 25 y 26 de febrero, y el Teatro de la Abadía de Madrid, donde se representará en castellano del 22 de marzo al 8 de abril.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies