Más de 61.000 pacientes catalanes redujeron la ingesta de fármacos durante 2016

El director del Aquas, A.Dedeu, J.Guix (Salud Pública) y J.Sala (SEM)
EUROPA PRESS
Publicado 11/07/2017 17:13:22CET

Los ambulatorios catalanes atendieron 46 millones de visitas el año pasado, un 1,8% más

BARCELONA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos un total de 61.577 pacientes redujeron la ingesta de fármacos durante 2016 fruto del plan de la Conselleria de Salud de la Generalitat para adaptar nuevas guías clínicas que evidencian la necesidad de "desmedicalizar" a los pacientes cuando sea posible para ganar seguridad médica y reducir riesgos desde la Atención Primaria.

Lo han explicado la directora del Área de Atención Sanitaria del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Cristina Nadal, y el director de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Catalunya (Aquas), Antoni Dedeu, en la presentación de la Central de Resultados 2016, una herramienta que sirve para evaluar y analizar el sistema desde ocho ámbitos.

A la luz del documento, que esta tarde ha presentado el conseller de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, durante el año pasado un 1,2% de los pacientes tomaban más de diez fármacos, respecto al 1,4% del año anterior (2015): ello se traduce en una bajada de 14.000 pacientes, a quienes se analizó su plan de farmacia y se desaconsejó la ingesta de algún medicamento.

Otro de los frentes impulsados por Salud contra el exceso de medicalización es el del consumo de los protectores de estómago (IBP) que, pese a contar con cierta buena fama entre los pacientes, nuevas guías recomiendan su uso solo para consumos continuados de antiinflamatorios, por los efectos secundarios que pueden provocar estos inhibidores a los 20 días de ingesta.

En 2016, uno de cada tres pacientes (27,4%) de más de 64 años o polimedicados había consumido protectores de estómago, frente al 30, 5% de 2013, y, según datos de Salud facilitados a Europa Press, del 1,09 millones de pacientes que consumió estos protectores en 2014 se pasó a 1,04 millones el año pasado: 47.577 usuarios menos en tres años.

"Quizá no hace falta medicalizar tanto como lo estamos haciendo", ha subrayado el director de la Aquas, que se ha mostrado satisfecho con la reducción de la medicación citada, y Nadal ha ilustrado esta estrategia también en el consumo de bifosfonatos contra la osteoporosis.

Y es que en 2016, un 2,3% de las mujeres mayores de 50 años atendidas por los equipos de atención primaria (EAP) recibieron tratamientos con bifosfonatos durante cinco años o más, frente al 3,8% de 2013, teniendo en cuenta que existen evidencias de que en personas con bajo riesgo de fractura ósea, consumir estos fármacos puede provocar mayores fracturas consideradas raras.

OCHO VISITAS AL AÑO

La Atención Primaria atendió a un total de 5.744.105 usuarios (76,8% de la población) en 2016, lo que representa un 0,75% menos que el año pasado --5.701.225 personas--, y en total atendió 46.010.604 millones de visitas durante 2016, que representaron un 1,8% más que el año anterior.

Los usuarios catalanes acuden ocho veces al año de media --8,4 en el caso de las mujeres y 7,6 en el de los hombres--, ha explicitado el director de la Aquas, que ha recordado que este año es el sexto consecutivo que se publican los informes de la Central de Resultados.

"MEJORA PROGRESIVA" DEL SISTEMA

La evaluación concluye una "evolución positiva y mejora progresiva" del sistema sanitario, ha concluido Dedeu en su explicación, en que ha ensalzado esta herramienta como una de las más importantes del mundo para conocer la calidad del sistema a través de una metodología rigurosa y llevando sus conclusiones a la luz y transparencia pública.

Además de la Primaria, también se evalúa la atención hospitalaria, donde el año pasado se registraron 56.523 altas más respecto a 2015, alcanzando un aumento del 6,8%, a la luz de las cifras hechas públicas en la página web del Aquas y del Observatorio de Salud.

SITUACIÓN DE LAS URGENCIAS

Sobre una pequeña bajada de la percepción del índice de satisfacción de las urgencias y una mejora de la percepción de la información recibida sobre los tiempos de espera, Nadal ha subrayado que en ese momento las urgencias no contaban con un plan de mejora concreto como ahora, por lo que esperan cosechar mejores resultados en la siguiente evaluación.

La estancia media en hospitales se ha situado en 5,7 días, lo que representa cuatro puntos decimales menos que en 2015 y la negativa familiar por donación de órganos se ha situado por segundo año consecutivo por debajo del 15%.

Otra de las conclusiones del largo documento es que el 14,7% de los niños y jóvenes atendidos por cuestiones de salud mental han recibido un diagnóstico grave, y que el 81,1% de los atendidos en 2015 continuaron visitándose en 2016 con una media de 9,9 visitas.

SALUD PÚBLICA

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix, ha evidenciado que una vez más las mujeres sufren el doble de bajas por cuestiones relacionadas con problemas de salud mental, y ha anunciado la puesta en marcha de un registro intensivo convencido de que existe un infradiagnóstico de esta problemática.

En relación al Sistema de Emergencias Médicas (SEM), han explicado que el año pasado se llevaron a cabo 1.474.610 servicios, y se registraron 129 reclamaciones, que representaron el 0,02% del total de activaciones por "disconformidades" con el servicio, ha explicado el director, Joan Sala.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies