Mas exhibe el malestar de Catalunya con España ausentándose del acto de la Constitución

Artur Mas
JORDI BEDMAR / GENERALITAT
Actualizado 05/12/2011 19:37:53 CET

Tampoco acudirán los diputados electos de CiU, ICV y ERC, y sí lo hará Camacho (PP)

BARCELONA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, no asistirá este martes al acto conmemorativo del 33 aniversario del Día de la Constitución que se celebra anualmente en el Congreso de los Diputados, exhibiendo así el malestar de Catalunya con España.

Se trata de la primera ocasión que Mas podría acudir al acto investido como presidente de la Generalitat porque, pese a que ganó las elecciones el 28 de noviembre de 2010, José Montilla ejercía el cargo en funciones, quien también rehusó acudir el año pasado.

La decisión de Mas no es casual y llega, no sólo después de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut en julio de 2010, sino después de una reforma exprés de la Carta Magna pactada entre PSOE y PP que molestó profundamente en las filas de CiU.

En base a estos episodios, Mas no se ha cansado de repetir que considera roto el pacto constitucional de 1978, lo que también reflejaron todas las fuerzas del Parlament, a excepción de PSC y PP, aprobando en setiembre una resolución que así lo exponía.

No es la primera ocasión en que un presidente de la Generalitat se ausenta de la recepción constitucional, ya que Pasqual Maragall no acudió ningún año de su presidencia y la última vez que lo hizo Jordi Pujol fue en 1988.

Montilla, a excepción del año pasado, sí que se asistió el resto de años, y en esta ocasión no ha tardado en confirmar que también lo hará como prueba de su "compromiso" con la Carta Magna.

Además de defender que configura un marco de convivencia, destaca que es en la Constitución donde "hay que encontrar las reformas necesarias para una articulación federativa de España que facilite un mejor encaje de Catalunya y permita, entre otras cosas, la transformación del Senado en una auténtica cámara territorial".

La reacción de los partidos catalanes ha sido inmediata, y mientras ICV, ERC y SI aplauden la decisión de Mas, PP y C's aprovechan para arremeter contra el presidente de la Generalitat acusándole de "menospreciar" a muchos catalanes y de alentar la confrontación Catalunya-España con su plante.

EN EL CONGRESO

Fuentes de la federación han explicado a Europa Press que tampoco acudirán a la recepción ninguno de los diputados electores y senadores de CiU, que tradicionalmente enviaban a su exsenador Jordi Casas o a Jordi Jané, su representante en la Mesa del Congreso.

No acudirán también los diputados electos de ICV y ERC, que se mantienen fieles a su tradición de no sumarse a esta fiesta.

Desde Catalunya, la única dirigente que ha confirmado su presencia es la presidenta del PP, Alicia Sánchez Camacho, acompañada por Jorge Fernández Díaz.

GIRONA NO LO CELEBRARÁ

El Ayuntamiento de Girona, que por primera vez en 33 años está gobernado por un alcalde de CiU, Carles Puigdemont, ha decidido no celebrar por primera vez un acto conmemorativo de la Constitución.

Según Puigdemont, no le corresponde hacerlo al consistorio y ha expresado su "sorpresa" de que sí se hiciera los otros años.