Mas exige que la Generalitat sea "eficaz" ante el Gobierno y preserve el modelo lingüístico escolar

 

Mas exige que la Generalitat sea "eficaz" ante el Gobierno y preserve el modelo lingüístico escolar

Actualizado 28/12/2006 18:13:36 CET

También le reclama negociar la nueva financiación autonómica en 2007 para que entre en vigor en 2008

BARCELONA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, exigió hoy al tripartito que "sirva de algo ante el Gobierno español" haciendo que "se retire o corrija" el Real Decreto de enseñanzas mínimas de Primaria, porque "no se trata sólo de presentar un recurso ni de protestar, sino de ser eficaces". Recordó que los gobiernos convergentes "preservaron el modelo lingüístico escolar" de Catalunya.

Según él, tanto el real decreto --que implica una tercera hora de castellano en las escuelas catalanas-- como la renegociación de la financiación autonómica --recién anunciada por el Estado-- desmostrarán si la Generalitat es "capaz de influir decisivamente" en el Gobierno.

En declaraciones a Europa Press, Mas lamentó el "talante provinciano" del tripartito, y aseguró que, si fuera un "talante nacional", no se habría "refugiado" en un dictamen jurídico de la propia Generalitat, sino que "habría plantado cara al decreto desde el primer día".

El líder convergente aplaudió, sin embargo, que el Ejecutivo catalán "haya hecho caso" a CiU al resistirse al decreto presentando ante el Estado el requerimiento de incompetencia, pero lamentó que "hayan tardado tantos días". Confió en que ahora hagan "lo que hacían los gobiernos de CiU": según él, impedir que los sucesivos gobiernos centrales "resquebrajasen" el modelo lingüístico escolar.

EL GOBIERNO CENTRAL "NO SE CREE EL ESTATUT".

Tras este decreto y otras acciones gubernamentales, como la ley de dependencia, Artur Mas consideró probado que en el Ejecutivo estatal "no se creen el Estatut que ellos mismos impulsaron", y le advirtió de que "no puede haber actuaciones unilaterales" que "menosprecien" a la Generalitat, como las del decreto.

Mas interpretó que el Gobierno se ha tomado el Estatut "más como una operación táctica que de fondo", y consideró que se está quedando "sistemáticamente desnaturalizado". Para él, el Gobierno socialista "no tiene un proyecto sólido" de Estado, sino que "da bandazos" y deja así paso a "la inercia centralista de la administración estatal", que el Estatut puede precisamente "reconducir", según él.

REUNIÓN CON MONTILLA.

El líder de la oposición en Catalunya también criticó que el Gobierno central no se plantee conseguir a corto plazo una nueva financiación autonómica. Por eso, afirmó que el tripartito "debe exigir" que en 2007 se haga "la negociación y el acuerdo", para que entre en vigor en 2008, aunque sea "complicado" y "levante ampollas" en el resto de España. "Nada de aplazamientos", insistió.

Así lo reclamará al presidente catalán, José Montilla, en la reunión que éste le propuso la semana pasada. Montilla dijo que iba a ser en enero, aunque Mas aún no ha recibido una propuesta de fecha.

Mas pidió al Ministerio de Economía y Haciendo "que se lean el Estatut" para comprobar que prevé una comisión bilateral que concrete la financiación. Para Mas, la negociaciación debe ser "inmediata" porque la norma catalana ya es vigente. Además, recordó que el actual modelo ya tiene "los cinco años de vigencia que siempre han tenido los modelos de financiación".

Aun así, el líder de CiU aseguró que el Gobierno catalán "no tiene fuerza para negociar" con el central; y, sobre financiación, "ni fuerza ni ideas claras". Mas reprochó al PSC que sea "tan hábil plantando cara al PSOE para tener cuotas de poder internas", pero "muy entreguista sobre temas de país".

CONDICIONES DE DIÁLOGO CON EL TRIPARTITO.

Artur Mas afirmó que su reunión con Montilla también servirá para condicionar un diálogo a fondo con el tripartito al hecho de que éste tenga una "posición única" en grandes asuntos; citó el despliegue estatutario, el Cuarto Cinturón viario, la interconexión eléctrica con Francia, y los desdoblamientos de la N-340 por Tarragona y de la N-II por Girona.

Como segunda condición, planteó que el programa electoral de CiU "se tenga en cuenta para alcanzar acuerdos", porque ha sido el más votado, por encima de "la coalición de perdedores" que gobierna.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies