Medio Ambiente reducirá en un 40% el trasvase del río Ter hacia Barcelona entre 2009 y 2015

 

Medio Ambiente reducirá en un 40% el trasvase del río Ter hacia Barcelona entre 2009 y 2015

Actualizado 02/07/2009 23:23:24 CET

GIRONA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar, anunció esta tarde en Girona que, desde la entrada en funcionamiento de la desalinizadora del Llobregat --prevista para el 20 de julio-- hasta el 21015, se reducirá progresivamente en un 40 por ciento el cabal del río Ter que se trasvasa hacia la región metropolitana de Barcelona.

Según cálculos de la Generalitat, con las nuevas infraestructuras y medidas previstas se posibilitará una aportación hacia Barcelona de 115 hectómetros cúbicos anuales en 2015, respecto la media de 190 de los últimos seis años. Esto significa, según la Agencia Catalana del Agua (ACA), que Barcelona dejará de captar, de media, 40 hectómetros cúbicos en 2010, 60 el año 2012 y hasta un total de 75 hectómetros cúbicos en 2015.

Esta medida, aseguró Baltasar, dará tres garantías básicas para el río Ter. La primera es que "se cubrirá el abastecimiento urbano del área de Girona", también se garantizará "el cabal necesario para la comunidad de regantes de la cuenca del Ter", y por último, se asegurará "el cabal ecológico del río". Estas medidas, "pasarán siempre por delante de la necesidad de trasvasar agua a la región de Barcelona", confirmó el conseller.

La ACA garantizará también un cabal ambiental del río de acuerdo con el plan zonal, que oscilará entre los 3 y los 4'8 metros cúbicos por segundo desde el Pasteral. Además, si se tiene en cuenta el cabal que actualmente se trasvasa des del río a Barcelona, que es de 150 hectómetros cúbicos de media al año --cogiendo como referencia lo trasvasado en 2008 y los datos de este año--, este trasvase se reducirá en 2015 un 50 por ciento.

El director de la ACA, Manuel Hernández, aseguró además, que en tiempos de sequía, "si no se ha garantizado el cabal y la demanda de agua de la región de Girona, no se trasvasará más agua de la pacta hacia Barcelona".

Por su parte, el presidente del Consorcio Alba-Ter, Francesc Camps, valoró positivamente el compromiso del conseller de Medio Ambiente aunque pidió garantías "más allá del compromiso personal de Baltasar". Camps aseguró que, des del consorcio, "el horizonte del 2015" marcado por la Generalitat les parece "real y posible".

Camps también animó a ayuntamientos, Generalitat, comunidades de regantes, entidades naturalistas y entidades económicas a trabajar conjuntamente para que "el objetivo dibujado en el día de hoy se una realidad tanto en tiempo de sequía y en tiempos de bonanza".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies