Mercè Aránega encarna a una mujer sin trabajo que lucha por sobrevivir en 'Bona Gent'

 

Mercè Aránega encarna a una mujer sin trabajo que lucha por sobrevivir en 'Bona Gent'

Reparto de 'Bona Gent' en el Teatro Goya de Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 15:11:58 CET

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director teatral argentino Daniel Veronese ha presentado este jueves en Barcelona la obra 'Bona gent', del norteamericano David Lindsay-Abaire, en la que dirige a la catalana Mercè Aránega durante casi dos horas en un relato por la supervivencia en medio de la crisis, que se representará en el Teatro Goya Codorníu a partir del 18 de marzo con una primera función solidaria.

En rueda de prensa, Veronese y Aránega, acompañados por el resto del reparto --Àlex Casanovas, Antònia Jaume, Carol Muakuku, Ruben Ametllé y Àngela Jové-- ha explicado que esta obra, con solamente 30 días de ensayo a sus espaldas, es totalmente extrapolable a la situación actual, ya que explica la historia de Margaret, cajera de unos grandes almacenes que pierde su trabajo y, con una hija deficiente a su cargo, pasa la obra pidiendo que le den trabajo.

Pese a este dramatismo, la propuesta es tragicómica, pues está dotada de grandes dosis de humor "con mucha mala leche", que tanto consiguen hacer reír como llorar a los espectadores, ha asegurado Veronese, quien, sobre todo, trata de transmitir la humanidad de sus personajes.

"No suplico ni que me maten", es la frase con la que Arénega ha definido a su personaje, quien pese a pedir trabajo durante toda la obra, no llega a perder la dignidad, sino que mantiene una lucha constante por sobrevivir.

Según ésta, se trata de un personaje muy duro, pues no sale del escenario en toda la función, algo que, ha admitido, le ha pedido "mucha agilidad actoral", pasando de unos estados anímicos a otros, aunque ha ensalzado la labor de Veronese como director, dejando un campo abierto a cada uno de los actores.

SIN POSICIONAMIENTO

El director no ha tomado posicionamiento en esta obra, pues la vida tampoco ofrece soluciones, ha remarcado, y el resultado es un planteamiento totalmente actual "sin ser panfletario", que invita a pensar en el momento postfunción.

Veronese, que acaba de ser galardonado con el Premio Max Iberoamericano, ha asumido que este galardón es, precisamente, un premio a su trabajo, y que en la situación de crisis actual y de recortes --también culturales-- el máximo premio es trabajar: "No dejo de estar tocado por los recortes, por la cantidad de compañeros que ven que su vida se resquebraja".

Preguntado por el nombramiento del Papa Franciso --argentino como él--, ha asegurado que comprende la alegría de un sector de la sociedad del país latinoamericano, aunque no la comparte porque nunca ha estado cerca de la religión y porque ya han trascendido algunas de las posturas del nuevo Pontífice, como su rechazo al aborto y su oposición al matrimonio homosexual, ha citado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies