La Meridiana de Barcelona tendrá carril bus de entrada y salida para fomentar el transporte público

Avenida Meridiana de Barcelona
AJUNTAMENT DE BARCELONA
Publicado 04/07/2017 20:34:09CET

Los carriles de circulación se estrecharán y el carril conectará con el bus-VAO de la C-58

BARCELONA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ubicará un carril bus de entrada en el centro de la avenida Meridiana y uno de salida a la derecha entre Rio de Janeiro y Fabra i Puig para agilizar la circulación del transporte público y adaptar la vía a su futura transformación en un eje cívico.

Los carriles de tráfico se repintarán para hacerlos más estrechos y poder habilitar los nuevos carril bus --cuyas obras empezarán en agosto--, que permitirán mejorar la circulación de 38 líneas de bus --podrán mejorar el tiempo de entrada en hasta ocho minutos en hora punta--, han explicado la teniente de alcalde Janet Sanz y la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, este martes en rueda de prensa.

El nuevo carril bus de entrada conectará con el final del carril bus-VAO de la C-58 en Rio de Janeiro, y permitirá que los buses interurbanos circulen sin la necesidad de parar en las paradas de bus convencional, medida que el Gobierno de Ada Colau ha expuesto en la Taula de Participació per la Meridiana.

El de salida será nuevo --actualmente sólo existe un tramo-- y, con estos carriles, la avenida quedará configurada con este carril de salida por la derecha, y dos de entrada: el actual también ubicado a la derecha de la circulación, y el central, dirigido especialmente en los buses interurbanos.

La intervención para habilitarlo se desarrollará en dos fases, con una primera que empezará en agosto, cuando se pavimentará y repintarán los carriles de circulación, y otra en septiembre, con actuaciones a la altura de Trinitat para modificar la señalización y permitir la entrada al carril a los buses que acceden por la C-17 y la C-33.

TRANSFORMACIÓN DE LA AVENIDA

La actuación forma parte del proceso de pacificación de la avenida y su conversión en un eje cívico que priorice peatones, transporte público y espacios verdes y de ocio, y pretende promover el uso del transporte público e ir reduciendo el tráfico rodado.

El Gobierno de Ada Colau prevé convocar de nuevo en septiembre a la mesa de participación para decidir qué propuesta de reforma se ejecutará finalmente, que incluyen la opción de elimninar un carril de entrada a la ciudad entre Fabra i Puig y Aragó, sobre lo que se está elaborando un estudio de tráfico.

El Ayuntamiento continúa trabajando en medidas a corto plazo para mejorar la movilidad y la seguridad en la avenida --como en los espacios de refugio para peatones en diversos puntos--, e incluirá medidas en el proyecto definitivo que se consensúe en la mesa de participación.

Prevé finalizar en el tercer trimestre del año la ampliación de la acera de la esquina entre Merdiana y Fabra i Puig, y empezar en octubre el nuevo paso de peatones entre la estación de Sant Andreu Arenal y el parque de Can Dragó, con el objetivo de tenerlo finalizado en diciembre.

CONEXIÓN ENTRE BARRIOS

La reunión con la Taula de Participació ha hecho balance del proceso participativo de asociaciones vecinales y colectivos de Sant Martí, Sant Andreu y Nou Barris, y ha abordado mejoras en los ejes transversales de la avenida que tienen un elevado potencial de conexión entre barrios, asunto que se ha tratado en 28 reuniones con colectivos.

Además, el Ayuntamiento está trabajando con la Generalitat otras medidas de mejora de la avenida y potencien el transporte público en el marco del Plan Director de Infraestructuras (PDI), para ofrecer alternativas a los vehículos que entran a la ciudad por la Meridiana, para redistribuir y disminuir el flujo de tráfico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies