Metges de Catalunya urge a crear una comisión contra la "asfixia" de los ambulatorios

CAP florida, ambulatorio, centro de atención primaria, Barcelona
CONSELLERIA DE SALUD
Publicado 03/04/2017 13:25:17CET

   BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Metges de Catalunya (MC) ha pedido formalmente al Instituto Catalán de la Salud (ICS) la creación de una comisión urgente con la participación de los agentes sociales para resolver los "problemas de asfixia" de la atención primaria.

   El objetivo es definir medidas que "corten inmediatamente la asfixia en la que trabajan los profesionales del primer nivel", ha informado este lunes el sindicato de médicos en un comunicado.

   Según MC, los problemas de presión asistencial se arrastran desde hace más de una década, pero se han agravado por los recortes y la incorporación de soluciones tecnológicas que han "sobrecargado, ralentizado y burocratizado las consultas".

   Ha concretado que el presupuesto destinado al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) en la primera línea asistencial se ha reducido un 25% desde 2007 --al pasar de 1.716 a 1.377 millones de euros--, y la plantilla de facultativos del ICS ha pasado de 6.819 médicos de familia y pediatras en 2007 a 5.747 en 2016.

   El sindicato de médicos ha alertado de que el déficit de financiación y personal tiene consecuencias sobre los profesionales, que tienen que soportar una carga de trabajo "angustiante" que los desmotiva y somete a un estado constante de estrés.

   De esta manera, sostiene que "es habitual" que los médicos realicen entre 35 y 40 visitas diarias de media --sin incluir las visitas no presenciales-- a menudo con más de un paciente asignado en la misma hora.

COMISIÓN CON MEDIDAS

   La petición de MC está acompañada de un conjunto de medidas que actúan sobre la raíz de los diferentes problemas que afectan a la atención primaria, y la organización avisa de que el grupo de trabajo sin un plan específico será "estéril".

   Algunos de los puntos que plantean tratar en la comisión son la asignación para la atención primaria de un mínimo del 20% del presupuesto de Salud; un máximo de 1.000 tarjetas sanitarias individuales (TSI) por médico de familia y pediatra, y atender un máximo de 25 visitas diarias --presenciales y no presenciales--.

   Además, pide la sustitución de las jubilaciones de los últimos cinco años, las ausencias programadas y las superiores a 48 horas, la erradicación de contratos precarios y la elección de la dirección de los centros por parte de los mismos trabajadores.

   También pone sobre la mesa abordar la obligatoriedad de presentar y negociar con los profesionales la propuesta de dirección por objetivos (DPO), basada en "criterios éticos, clínicos y no económicos"; el reconocimiento de enfermedades infecciosas y sobrecarga física o mental como enfermedades laborales, y facilitar la conciliación.

   Otras cuestiones que preocupan a los médicos son la evaluación y cambios en el programa e-CAP; garantizar un plan individualizado de formación anual a propuesta de cada profesional, y la adecuación de los niveles III y IV de carrera profesional a la realidad y las características de la atención primaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies