Miembros del PP catalán reclaman "cambios profundos" en el partido tras la debacle

Alicia Sánchez Camacho.
EUROPA PRESS
Publicado 28/05/2015 13:40:42CET

Piden actuar ya para evitar ser "residuales" aunque no prevén un recambio para Camacho

BARCELONA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La debacle del PP catalán en las elecciones municipales de este domingo ha dejado secuelas entre los dirigentes y miembros del partido, que reclaman un "cambio profundo" en la formación que lidera Alícia Sánchez-Camacho para que los populares no se conviertan en una fuerza residual en Catalunya en próximas convocatorias electorales.

Varias fuentes del partido consultadas por Europa Press han mostrado su decepción por cómo ha reaccionado hasta ahora la formación a los malos resultados y, aunque conceden que parte del desgaste corresponde a la mala imagen que tienen las siglas en toda España, sostienen que es necesario que el partido haga autocrítica y tome decisiones en Catalunya.

"En los próximos días deberán pasar cosas. Hay gente cabreadísima", augura un dirigente popular, que esgrime que existe cierta falta de profesionalidad en el partido y ve necesario un relevo que dé paso a personas más preparadas para remontar una situación y que contribuyan a mejorar la imagen de los populares.

En la misma línea se expresa otro destacado miembro del PP catalán, que apunta que las europeas ya fueron un aviso para el partido y advierte del riesgo de que el 27 de septiembre los populares se queden con cuatro diputados en el Parlament y que C's les triplique en votos "si no hay cambios profundos en Catalunya".

"Hay gente que no se quiere dar cuenta de esto", lamenta, critica que se intente culpar exclusivamente de los malos resultados a la imagen del partido a nivel nacional o a la presencia mediática del líder de C's, Albert Rivera, y alerta del riesgo de que si no se actúa pueda haber una fuga de votantes y exconcejales hacia el partido naranja.

Un alcaldable del PP catalán admite que los resultados han sido muy malos y que es necesaria una reflexión estratégica y llevar a cabo inmediatamente tres o cuatro acciones "rompedoras" para que en las elecciones del 27 de septiembre el partido no obtenga los peores resultados en 25 años.

"NUEVAS CARAS"

Una exconcejal popular coincide en que las europeas ya fueron un aviso y en que, si no se reacciona, las catalanas y las generales ofrecen malas perspectivas, y apunta como salida la irrupción de "nuevas caras" que ayuden a romper con la imagen de un partido en el que, a su juicio, se frena la irrupción de nuevos valores.

"Tenemos que desengancharnos de una generación entera" y desarrollar una nueva forma de hacer política, abunda, y precisa que no se trata de echar a nadie pero sí de potenciar a gente que no transmita la sensación de que lleva toda la vida en el partido, ya que, apunta, de lo contrario la ciudadanía te vincula con unas siglas que asocia a la corrupción.

NO "ABRIR EL MELÓN" SUCESORIO

Sin embargo, y aunque varias de estas voces sí admiten que la imagen de Alícia Sánchez-Camacho está desgastada, todas coinciden en señalar que la proximidad de las elecciones catalanas desaconseja "abrir el melón" de la sucesión al frente del PP catalán, ya que podría desestabilizar el partido en un momento clave para Catalunya.

"Se puede abrir una guerra civil" en el partido, destaca una de las fuentes consultadas, que subraya, sin embargo, que la imagen de la actual dirección entre los votantes del PP no es positiva, mientras que otro miembro del partido, añade que, aunque la imagen de Camacho esté dañada, se le debe ser fiel por el trabajo hecho hasta ahora.

Otro dirigente del partido argumenta que no le parece "una buena estrategia" sumergir el partido en un debate sucesorio a cuatro meses de las elecciones catalanas.

Además, varias fuentes coinciden en que las elecciones han dejado tocados a varios de los que aparecen en las quinielas para suceder a Camacho, ya que la vicescretaria de Organización, Dolors Montserrat ha sido la jefa de campaña; el líder del PP en Tarragona, Alejandro Fernández, ha perdido cuatro concejales, y el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, no tiene asegurado mantener la Alcaldía pese a haber ganado las elecciones.

COMITÉ EJECUTIVO

El partido celebra este jueves por la tarde un Comité Ejecutivo en el que se prevé que Camacho haga una primera intervención valorando los resultados electorales, y en el que, varias de las fuentes consultadas, descartan que haya tensión o se escuchen muchas voces críticas, aunque sí alguna intervención cuestionando la estrategia seguida hasta ahora.

Así, está previsto que se aborde como hacer frente al auge de C's --se apuesta por obligarle a posicionarse ideológicamente-- y se discuta si ha sido buena idea fiarlo todo a la economía soslayando otros debates, mientras que no está claro que aflore el malestar de algunos miembros del partido con las 'listas fantasma' que se han presentado y que consideran "un timo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies