La defensa de un excargo de Ferrovial niega su implicación en supuestos pagos a CDC

 

La defensa de un excargo de Ferrovial niega su implicación en supuestos pagos a CDC

El abogado del exdirectivo de Ferrovial Pedro Buenaventura, Cristóbal Martell
EUROPA PRESS
Publicado 08/06/2017 12:21:07CET

   Martell cuestiona las confesiones de Millet y Montull sobre presuntas comisiones al partido

   BARCELONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El abogado del exdirector general de Ferrovial Pedro Buenaventura ha asegurado, en su informe final en el juicio del caso Palau, que su defendido no participó en la supuesta trama de pagos de la constructora a CDC a cambio de obras públicas, y cree que "no hay elementos" para pensar que pudo estar implicado.

   "Lo que sucedió sucedió sin el concurso de Buenaventura", ha defendido Cristóbal Martell en su exposición durante la sesión del juicio de este jueves, donde ha cuestionado las confesiones del expresidente del Palau Fèlix Millet y del que era su 'número dos', Jordi Montull.

   Martell ha recordado que Millet soltó en el juicio, antes de que el fiscal le preguntase, una "frase del Telediario": que desde Ferrovial se pagaron comisiones a CDC a través del Palau; sin embargo, en posteriores preguntas no aportó más y se limitó a decir 'sí', 'no' y 'no me acuerdo'.

   El abogado concluye que Millet nombró en juicio a la constructora pero luego no aludió concretamente a Buenaventura: "Señala a Ferrovial pero, cuando a quien tiene que darle una cornada es a un padre de familia, empieza a torear", ha dicho en relación a Buenaventura.

   Igual que hizo el miércoles en su informe el abogado Xavier Melero --defensa del extesorero de CDC Daniel Osàcar--, Martell ha restado valor a las confesiones porque no se sometieron a contradicción, ya que durante la instrucción no habían hablado de las supuestas comisiones y en el juicio se limitaron a confirmar que éstas existieron.

   También ha resaltado que las confesiones se produjeron a cambio de una rebaja en la petición de pena de la Fiscalía, con lo que cree que hay mirar sus palabras con cierta distancia: "Cuando el arrepentido tiene ventajas procesales, ponlo en cuarentena".

   Por todo ello, Martell ha pedido la libre absolución de Buenaventura: "Por mucha lluvia fina que caiga sobre mi patrocinado --ha dicho parafraseando al fiscal del caso Emilio Sánchez Ulled--, no empapa, porque tiene la gabardina de la tipicidad".

"PASEO MILITAR"

   El abogado ha recordado que la ley sobre la financiación de partidos entró en vigor en 2015, después de los hechos, y sostiene que, de haberse podido aplicar esta legislación, este juicio hubiese sido "un paseo militar" para el fiscal y, según él, probablemente habría una condena.

   Por eso, Martell cree que el fiscal reclama lo que el Código Penal no le puede dar: "No vale venir con metadona, no valen los sustitutivos", ha dicho sobre el fiscal, que pide para Buenaventura cinco años de cárcel por los supuestos delitos de tráfico de influencias y administración desleal.

   Sobre la aparición de Buenaventura en la agenda de Millet, el abogado ha insistido en que su nombre "desaparece" desde noviembre de 2004, y da una explicación: en septiembre Ferrovial había acabado las obras de ampliación del Palau, lo que para el letrado demuestra que las reuniones no tenían que ver con comisiones a CDC ya que luego no vuelve a la institución.

ADJUDICACIONES LEGALES

   Martell también ha hecho hincapié en que las defensas no cuestionan que fuesen correctas las adjudicaciones de las obras investigadas --entre ellas la construcción de la Ciudad de la Justicia y la Línea 9 del Metro de Barcelona--; en este sentido, ha defendido que Ferrovial presentó en todas la mejor oferta: "Las adjudicaciones eran de primera comunión".

   Ha insistido en que la acusación no hizo ningún esfuerzo para tratar de demostrar que las obras se adecuaban a las normas: "La acusación tiró rápido la toalla y no hizo ningún esfuerzo" para averiguar si había irregularidades.

   Buenaventura fue director territorial de la empresa en Catalunya hasta el año 2000; director de la delegación de la empresa en Polonia de 2000 a 2001, y director general de la división de construcción de la compañía entre 2002 y 2006.

   Es uno de los dos exresponsables de Ferrovial encausados, junto al que era director de relaciones institucionales de la empresa, Juan Elizaga, en esta vertiente del caso Palau de supuestas comisiones a CDC camufladas como donaciones a la institución cultural.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies