Mariona Carulla justifica que el Palau no acuse a CDC por consejo de sus asesores

 

Mariona Carulla justifica que el Palau no acuse a CDC por consejo de sus asesores

Mariona Carulla, presidenta del Palau de la Música
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2017 15:04:37CET

   La presidenta y entonces vicepresidenta dice que la gestión de Millet parecía "de éxito"

   BARCELONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Palau de la Música y vicepresidenta en los años del expolio, Mariona Carulla, ha justificado este miércoles, como testigo en el juicio, que la institución no acusa en el proceso judicial a CDC ni a su extesorero Daniel Osàcar porque sus asesores "no lo creyeron adecuado".

   "Si en algún momento tenemos que ir contra otras personas o instituciones lo haremos", se ha limitado a precisar sobre el hecho de que el Palau --a diferencia del fiscal y la acusación popular-- no señale al partido por presuntamente utilizar la institución para cobrar comisiones ilegales de Ferrovial.

   Carulla, que asumió la Presidencia tras estallar el escándalo en julio de 2009, ha incidido en que su objetivo es que se compense a la institución: "Somos los graves perjudicados de un expolio gravísimo, y actuamos para resarcir al máximo este expolio".

   Sobre la gestión del expresidente del Palau Fèlix Millet y su mano derecha, Jordi Montull, ha explicado que entonces --cuando ella era vicepresidenta-- parecía ser "de éxito" económico y cultural, y que no faltaba dinero, por lo que no había motivos para dudar de las cuentas..

   Al preguntársele si ella --con formación de economista-- se creía los datos que aportaban Millet y Montull en las reuniones, lo ha justificado porque las cuentas parecían legales: "Cuando la apariencia era correcta, no tienes más que preguntar. Lo que había detrás no lo enseñaban".

   Carulla ha dicho que entonces, como vicepresidenta, no estaba al corriente de los números de la institución porque su papel no era ese, sino que se limitaba a "hacer un seguimiento de la parte artística" y a sustituir al presidente en actos cuando Millet no podía ir, lo cual sucedió sólo dos veces en nueve años.

"CONFIANZA" EN MILLET

   A preguntas de las defensas, ha respondido que tenía "confianza" en la gestión de Millet y de Montull; que en la junta no sospechaban nada del desfalco, y que, al estallar el escándalo, se vio obligada a asumir la Presidencia aunque no le apetecía.

   El Palau de la Música pide un total de 81 años de cárcel para Millet, Montull y la hija de este, Gemma Montull --exdirectora financiera de la institución--, unas penas muy superiores a las que reclama la Fiscalía, pero, a diferencia de ésta, no señala a CDC.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies