El MNAC viaja al Marruecos de principios de siglo de la mano de las fotografías de Ortiz Echagüe

 

El MNAC viaja al Marruecos de principios de siglo de la mano de las fotografías de Ortiz Echagüe

Exposición de Ortiz Echagüe en el Mnac
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 13:13:31 CET

La muestra coincidirá con una exposición en torno a 'La batalla de Tetuán' de Marià Fortuny

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) ha presentado este jueves la exposición 'Norte de África. Ortiz Echagüe', con la que viaja al Marruecos de principios de siglo --además de una cata de los años 60-- de la mano de 78 imágenes de juventud del fotógrafo José Ortiz Echagüe, que se podrán ver hasta el 21 de julio.

En declaraciones a Europa Press, el nieto y comisario de la muestra, Javier Ortiz Echagüe, ha explicado que esta exposición arranca en 1909, desarrollándose hasta 1915, y que recorre la obra de juventud del fotógrafo español, quien jugó a la vez al documentalismo y al uso de técnicas fotográficas artísticas: "Hace fotografía documental con técnicas no documentales", ha remarcado.

La exposición recoge un proyecto "de un hombre moderno y a la vez romántico", ya que trata de plasmar en sus imágenes unas escenas totalmente naturales, que es consciente que desaparecerán por la llegada de la modernidad.

Esta exposición coincidirá en el tiempo con una exposición que el MNAC inaugurará el 18 abril y que estará dedicada al cuadro 'La batalla de Tetuán' de Marià Fortuny, indagando en su historia, vicisitudes, traslados y en su composición en sí, todo ello en una muestra que contendrá un espacio dedicado a Dalí, por su obra homónima, todo ello dentro de un marco espacial relacionado con el norte de África.

MILITAR EN MARRUECOS

Militar de profesión, Ortiz Echagüe comenzó su trabajo fotográfico en Marruecos cuando fue designado jefe de fotografía aérea, tarea que ejecutaba con fines militares, y que la exposición del MNAC recupera ahora de forma inédita en una primera sala.

En segundo lugar, la exposición repasa la vertiente documentalista del fotógrafo y militar a través de una serie de retratos y paisajes, con mucha experimentación en técnicas y texturas de la mano del proceso pigmentario, siendo estas imágenes la semilla de su obra de madurez.

Según el comisario, este ámbito permite ver la "riqueza y madurez" del fotógrafo para su época, ya que estas fotografías contienen escenas pioneras de puro reportaje fotoperiodístico, sin serlo, al pretender ser documentales y no fotografías para publicarlas en periódicos.

Un tercer ámbito aborda la Guerra del Rif, con fotografías que serán reinterpretadas a lo largo del tiempo, bien como escenas de una guerra, bien como escenas costumbristas de esta región, y en las que, en cualquier caso, prima esa voluntad documental-artística.

La exposición termina con la vuelta del fotógrafo a Marruecos en los años 60, cuando desde la madurez profesional y tras publicar algunos trabajos de fotografía arquitectónica, vuelve a mirar a un Marruecos diferente, "más onírico", en el que los personajes ya no miran a la cámara y las atmósferas se vuelven algo surrealistas, como la célebre toma de 'Sirocco en el Sáhara' en medio de una tormenta de arena.

La muestra constituye la continuación de la línea de colaboración entre el MNAC y la Universidad de Navarra, cuya colección está asociada a la del museo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies