Montilla elige a Nadal para preservar el equilibrio del PSC

Montilla
GETTY
Actualizado 29/11/2010 21:11:08 CET

Judit Carreras ocupará el escaño que deja vacante el aún presidente

BARCELONA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Política Territorial y Obras Públicas en funciones, Joaquim Nadal, será el presidente del grupo del PSC en el Parlament, decisión que ha tomado el aún presidente de la Generalitat, José Montilla, y que evidencia que opta por preservar el equilibrio entre los 'capitanes' y la denominada 'ala catalanista' del partido.

Nadal es una figura de consenso, como prueba su trayectoria. No en vano, fue el candidato del PSC en 1995, tras el congreso de Sitges, en el que los 'capitanes' tomaron el control del partido después de una revuelta interna contra el ex primer secretario Raimon Obiols, y se optó por un cabeza de lista que no despertase recelo entre las distintas familias.

En la primera ejecutiva del PSC tras la derrota histórica del domingo, Montilla ha propuesto a Nadal, y ejercerá el liderazgo al menos hasta otoño de 2011, tras las elecciones municipales, cuando tenga lugar un congreso que tratará de dar un impulso al socialismo catalán para que su victoria vuelva a ser decisiva para llevar de nuevo al PSOE a La Moncloa.

Montilla ha formalizado tras la ejecutiva de este lunes que no tomará posesión como diputado, por lo que tampoco liderará al PSC desde la oposición, y su lugar en el Parlament lo ocupará la número 19 en las listas por Barcelona, Judit Carreras, que ha sido diputada en la legislatura 2006-2010.

Los socialistas admiten que su objetivo será el de tratar de hacer una oposición constructiva con CiU intentando alcanzar acuerdos en los temas 'de país'.

Montilla seguirá liderando el partido hasta su congreso, y tratará de impulsar una renovación del PSC.

El mayor reto de Montilla pasa por las elecciones municipales, en las que la dirección del PSC pondrá toda su carne en el asador para preservar su poder en el Ayuntamiento de Barcelona, los del 'cinturón rojo' y también la Diputación de Barcelona, instituciones que han venido siendo el feudo inexpugnable del progresismo catalán desde 1979.

El partido tiene claro que, con los mismos resultados de este domingo, el poder municipal del PSC disminuiría sensiblemente, ya que una alianza entre CiU y PP incluso les dejaría en la oposición en uno de sus principales feudos, L'Hospitalet de Llobregat.

Por ello, Montilla deberá trabajar duramente, y una de sus principales decisiones será la de elegir la candidatura socialista barcelonesa.

La federación de Barcelona del PSC ha hecho este lunes una demostración de fuerza a favor de la continuidad del actual alcalde, Jordi Hereu, y que la dirección del partido sigue sin confirmar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies