Montserrat Tura: "Ha habido un error estratégico por parte de la reivindicación catalana"

Montserrat Tura
EUROPA PRESS
Publicado 17/02/2018 10:31:59CET

   Critica que el PSC se alíe con Unió cuando "no quiso saber nada" de los consellers de Maragall

   BARCELONA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La exconsellera de la Generalitat y exmilitante del PSC Montserrat Tura ha señalado los defectos en los que han incurrido en los últimos meses los defensores del proceso soberanista: "Ha habido un error estratégico por parte de la reivindicación catalana que ha querido convertir a los tribunales con el adversario".

   Lo ha explicado en una entrevista de Europa Press, tras haber publicado su último libro 'República pagesa. Vindicación del catalanisme rabassaire' (Pòrtic), en el que a través de la trayectoria de su bisabuelo y abuelo repasa y reivindica este movimiento social y político en una obra que ha obtenido el Premi Carles Rahola de ensayo.

   Adscrita en la conocida como ala catalanista del PSC mientras militó en ese partido, en la entrevista Tura explica que vivió con "mucha preocupación" la declaración de la República del 27 de octubre, ya que considera que no fue la opción más adecuada por parte de los defensores de la independencia.

   Tura, que también fue alcaldesa de Mollet del Vallès (Barcelona), defiende que el enemigo no puede ser nunca la Constitución, ya que en ella se recogen aspectos como los derechos fundamentales, sino que el adversario son "aquellos que la aplican con carácter restrictivo y que son las instituciones del Estado".

   Así, lamenta que el independentismo llamara a la "desobediencia" aquellos días mientras que, actualmente, esté apelando al Tribunal Constitucional en las causa judiciales que le afectan pidiendo amparo y presentando recursos al Alto Tribnual.

   "El Parlament pide amparo, los grupos piden amparo, presentan recursos. A mi me parece bien, pero lo que no se puede hacer es descalificarlo, insultarlo y decir que es un instrumento que no sirve de nada y el enemigo, y luego pedir amparo", concluye.

   Preguntada por la reforma constitucional para dar salida a las aspiraciones catalanas, Tura se muestra partidaria del principio que 'leyes cambian leyes', pero alerta de que, con los actuales actores políticos, le da "miedo" que la reforma sea contraria a un mejor encaje de Catalunya.

   "Cuando me imagino lo que podría salir de una ponencia constitucional en la que Cs tengan un papel destacado, me produce cierto temor. Soy partidaria de la reforma de las leyes, pero los actores políticos son muy importantes", reflexiona.

   El libro de la exconsellera combina una repaso de la lucha del campo catalán de la época a favor de los derechos de los trabajadores y contra plagas e inclemencias de todo tipo, con hechos históricos del catalanismo, y recuerda: "La reivindicación catalanista ha sido cíclica, ha tenido momentos de mucha efervescencia y de victoria, y también de graves enfrentamientos con el Estado".

EL PSC Y CS

   La exconsellera socialista explica que vivió con preocupación el triunfo electoral de Cs en las elecciones catalanas porque es un partido que, a su juicio, abona una fractura social al oponerse al sistema de inmersión lingüística que ella ve clave para la cohesión de la sociedad catalana.

   "La clasificación de las personas en función de la lengua familiar o de la lengua de casa es una temeridad increíble y con la política no se pueden hacer temeridades con la convivencia. Que un partido así gane las elecciones no puede hacer otra cosa que preocuparme", asegura.

   Sobre su expartido, que abandonó en desacuerdo con la estrategia respecto al proceso soberanista, asegura que le cuesta mucho reconocerle, entre otras cuestiones, porque en las últimas elecciones se alió con el partido heredero de Unió, Units per Avançar, y situó a un exconseller de Artur Mas, Ramon Espadaler, como número tres de la lista.

   "El partido no ha querido saber nada de los consellers del presidente Maragall --entre los cuales ella--, pero en cambio ha incorporando a consellers del presidente Mas en su lista. Me cuesta reconocer sus propuestas", lamenta la también exdiputada del Parlament.

   Tura sostiene que el periodo en que el PSC estuvo liderado por Pere Navarro fue muy malo para la formación socialista, y confía y desea que el actual líder, Miquel Iceta, imprima al partido de "mayor capacidad de reflexión".

   La exconsellera pasó a militar en un partido de críticos del PSC como MES, que luego también dejó, y tuvo ofertas para estar en listas de ERC, que declinó, y asegura que se puede hacer política sin carné: "No dejaré nunca la política pero no en el sentido de ocupar cargos institucionales, sino de buscar fórmulas de hacer avanzar la sociedad".

   De hecho pone de ejemplo a los protagonistas de su libro, los 'rabassaires', que considera un ejemplo de modernidad y emancipación de la época, ya que destaca que consiguieron "librarse del yugo de su amo en su opción de voto", combatiendo el fenómeno del voto cautivo.