Desarticulan un laboratorio de falsificación de moneda en Granollers

Elementos de los billetes de 50 euros de curso legal para falsificarlos
MOSSOS D'ESQUADRA
Actualizado 05/04/2017 10:57:31 CET

GRANOLLERS (BARCELONA), 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un laboratorio de falsificación de moneda en Granollers y han detenido como presuntos autores de este delito a tres hombres de nacionalidad española y 59, 58 y 44 años.

El supuesto falsificador tenía en su domicilio, en el municipio vallesano, el centro de producción de billetes con una capacidad de generar 450.000 euros, según ha informado la policía catalana este miércoles en un comunicado.

Se le incautaron herramientas como una impresora de inyección, dos escáners, varios cartuchos de tinta, una cortadora de papel, un ordenador, varios hologramas para billetes de 50 euros y material para imitarlos y gran cantidad de papel.

La operación se inició a finales de febrero, después que la policía catalana observara un aumento de las denuncias por la detección de billetes falsos de 20 y 50 euros en varios comercios de localidades de Girona y que todos ellos presentaban características muy similares, que ya se habían detectado durante una investigación en 2016, cuando se arrestó al falsificador.

En el marco de la investigación, el pasado 30 de marzo se detuvo en Granollers a un hombre mientras realizaba compras con billetes falsos en varios comercios y puntos de venta de la ONCE, que había recogido del domicilio del principal sospechoso.

Al día siguiente se llevó a cabo el operativo policial que acabó con la detención del autor material de las falsificaciones en la capital del Vallès Oriental y a otro distribuidor en Girona, además se registraron los domicilios de los detenidos en ambas poblaciones.

El presunto responsable de las reproducciones tenía una gran experiencia y conocimientos informáticos, además había sido detenido en 1997, 2000 y 2016 por el mismo delito, por esta razón realizaba billetes de forma artesanal en su vivienda en pequeñas cantidades y únicamente bajo pedido.

Los otros dos detenidos, que juntamente con el presunto falsificador pasaron a disposición judicial el 1 de abril y se decretó su libertad con cargos con la obligación de pasar por el juzgado cada 15 días, se encargaban de introducir el dinero en pequeños comercios, principalmente en puntos de venta de la ONCE, debido a que las falsificaciones incorporaban marcas táctiles de papel moneda de curso legal y que los invidentes utilizaban para identificar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies