Los Mossos d'Esquadra se desplegarán en 73 municipios del sur de Barcelona y norte de Tarragona el 1 de noviembre

Actualizado 22/10/2007 20:40:29 CET

Con el despliegue de más de 1.000 agentes más, la Policía catalana cubrirá el 91% de la población de Catalunya

CASTELLDEFELS (BARCELONA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra asumirán las competencias en materia de seguridad ciudadana en 73 nuevos municipios a partir del próximo 1 de noviembre. De esta manera la Policía catalana se desplegará en los municipios del Baix Penedès (Tarragona), Alt Penedès, el Garraf y el Baix Llobregat, excepto en Sant Just Desvern, Cornellà, Esplugues y El Prat de Llobregat donde ya actúan desde el año pasado.

El conseller de Interior, Joan Saura, se reunió esta mañana en Castelldefels para explicar a los alcaldes y concejales de los municipios afectados las características del despliegue y para coordinar el trabajo de la Policía catalana con las diferentes policías locales. Al encuentro también asistieron el secretario general del Departamento de Interior, Joan Boada; el secretario de Seguridad, Joan Delort, y el director general de la Policía, Rafael Olmos.

Los 73 municipios donde los Mossos comenzarán a patrullar el 1 de noviembre suman una población de 850.000 personas, lo que supondrá que la Policía catalana tendrá competencia sobre el 91% de la población del país. El día 1 los Mossos culminarán el despliegue en el Baix Llobregat y lo iniciarán en la zona del Camp de Tarragona.

Durante la rueda de prensa posterior a su reunión con los alcaldes, Saura afirmó que "en Catalunya concebimos que la Policía del país son los Mossos y las policías locales, y durante los próximos días presentaremos la Ley de Policía que evidentemente significará que ambos cuerpos tendrán la misma formación y acceso a los mismos datos. Por lo tanto, hay un sistema de Policía integral en Catalunya que contempla la eficacia de los dos sistemas policiales".

Según Saura, el despliegue de los Mossos se encamina a garantizar que "todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y que toda la población se sienta segura". El conseller apostó por unos Mossos d'Esquadra y unas policías locales "sensibles a las características de nuestro país, que tengan en cuenta la realidad social y cultural de nuestro país, con el objetivo de conseguir que todas las personas puedan ejercer de manera correcta sus derechos y libertades".

CIFRAS DEL DESPLIEGUE.

El despliegue del día 1 significa la puesta en marcha de 12 nuevas comisarías, aunque tres de ellas no estarán listas en la fecha prevista: las de El Vendrell, Sant Feliu de Llobregat y Gavà. En la de El Vendrell, las obras todavía no han finalizado. En la de Sant Feliu, sede de la Región Metropolitana Sur, la actual comisaría, con competencias en materia de tráfico, se tiene que ampliar para acoger a los nuevos agentes y las obras todavía no han finalizado. Tampoco se han completado los trabajos en la de Gavà, donde durante las obras se descubrieron unos restos arqueológicos que retrasaron los trabajos.

El coste de todos los recursos materiales del despliegue supone una inversión de 67,8 millones de euros, 50,9 de los cuales corresponden a las infraestructuras de las comisarías. En estas ciudades y municipios se desplegarán 1.123 Mossos d'Esquadra que trabajarán con un centenar de administrativos. Con motivo del despliegue en esta zona también se han incorporado al parque automovilístico de los Mossos 251 nuevos vehículos.

Por comarcas, en el Baix Llobregat, donde la Policía catalana ya tenía competencias en Sant Just, Cornellà, Esplugues y El Prat, tendrá 583 policías, 44 administrativos y 129 vehículos. Las nuevas Áreas Básicas Policiales (ABP) se abrirán en Sant Boi, Gavà, y Martorell mientras que en Sant Vicenç dels Horts, Viladecans y Castelldefels se pondrá en marcha Comisarías de Distrito (CD). Además, otros 157 agentes, 25 administrativos y 38 vehículos se destinarán a los servicios regionales de la Región Metropolitana Sur.

En el Garraf se destinarán 137 agentes y 12 administrativos, más 30 vehículos. La sede de la ABP estará en Vilanova i la Geltrú y en Sitges funcionará una CD. En el Alt Penedès habrá una ABP en Vilafranca del Penedès y una CD en Sant Sadurní d'Anoia, con 124 Mossos, 12 administrativos y 29 vehículos.

Finalmente, en el Baix Penedès, la primera comarca de Tarragona en la que los Mossos tendrán competencias, se ubicará la sede central en El Vendrell y se destinarán 122 Mossos, siete administrativos y 25 vehículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies