Mossos discapacitados piden revisar el decreto de segunda actividad

Publicado 28/05/2015 13:56:51CET

BARCELONA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación por la Integración Laboral-Mossos d'Esquadra (Ailmed), Àngel Gómez Quintero, ha reclamado este jueves en el Parlament derogar el actual decreto que regula la segunda actividad y "aplicar el principio de legalidad y no discriminación" tras constatar que se están vulnerando sus derechos.

En una comparecencia en el Parlament, Quintero ha expuesto la actual situación de los Mossos, al igual que los Bomberos de la Generalitat y las policías locales, que sufren una discapacidad y que quieren obtener la denominada segunda actividad, una situación administrativa especial que les permite trabajar en tareas no operativas dentro del cuerpo.

Ha asegurado que el traslado a la segunda actividad a veces se rechaza desde la administración, obligando a la persona a abandonar el cuerpo y la condición de funcionario, y otras veces, cuando se otorga, supone el cambio de horarios, perder el uniforme, la retirada de la credencial y la placa, la negación de la carrera profesional y la realización de trabajos que nada tienen que ver con la situación anterior.

En su intervención en la comisión, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo, ha constatado que la práctica administrativa en Catalunya con los policías y bomberos discapacitados es "contraria, incompatible e infringe la legalidad internacional, europea y nacional".

NUEVA REGULACIÓN

Por eso, ha pedido que dictar con urgencia una nueva regulación legal y reglamentaria en la materia con un enfoque exigente de garantía de derechos humanos, revisar de oficio casos donde se han producido infracciones por parte administración pública y "abstenerse de aplicar los aspectos más controvertidos de la normativa".

Asimismo, ha reclamado a la Conselleria de Interior un "diálogo permanente abierto y fluido con asociaciones y dispacacitados para consensuar respuesta en la que todas las partes se sientan satisfechas y cómodas".

En la comisión también ha comparecido un mosso que perdió un brazo, Evaristo Camacho, que ha explicado: "Me dejaron en casa como un trasto inútil porque me faltaba un brazo".

"Nunca me esperé ser discriminado por una administración que debería ser mi máximo defensor. Fue mi segunda amputación, más profunda y dolorosa, de mi dignidad como persona", ha lamentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies