Movilidad, vivienda y servicios sociales, temas que más preocupan a los barceloneses

Maria Assumpció Vilà, Síndica de Greuges de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 09/03/2018 12:39:26CET

   BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha presentado este viernes el informe anual de 2017 que recoge las principales quejas de los ciudadanos y del que ha destacado como las "más recurrentes" la movilidad, la vivienda y los servicios sociales.

   En 2017 la Síndica ha llevado a cabo 3.522 actuaciones, de las que 1.702 han sido quejas, 1.802 han sido consultas y asesoramientos, y en total 265 estaban relacionadas con el transporte público, 170 con servicios sociales y 161 con vivienda y dignidad, "los tres ámbitos que más crítica han levantado entre la población", ha dicho Vilà.

   Según la Síndica, las problemáticas en materia de transporte público "significan la perpetuación de la insatisfacción de los usuarios que hay que tener en cuenta", y las relacionadas con la vivienda, la sindicatura ha identificado dos posibles motivos: el incremento de los precios de alquiler y la carencia de oferta pública de viviendas.

LAS QUEJAS MÁS DESTACADAS

   Sobre el transporte público, las quejas más recurrentes han sido las respuestas "generalistas y poco individualizadas de las alegaciones que presentan los vecinos", la atención recibida por parte del personal de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), y la implementación --todavía no completa-- de la red ortogonal.

   De la vivienda, Vilà ha mostrado su preocupación por las 1.026 personas durmiendo en la calle que se contabilizaron en 2017, y ha señalado que desde la sindicatura han iniciado una actuación de oficio que permita determinar "la adecuación de los medios municipales dirigidos a la intervención en estas situaciones".

   La Síndica de Greuges también ha observado el aumento de precios en el mercado inmobiliario de la ciudad y ha pedido a los servicios sociales que estén alerta "para prevenir que las personas más vulnerables, como los mayores de 65 años, pierdan su vivienda o no vivan en condiciones dignas".

   Los servicios sociales también han liderado el ránquing de quejas y Vilà ha destacado como más frecuentes la "necesidad de mejorar el acceso a centros de servicios sociales, la reducción de las listas de espera y la atención en urgencias".

   Otras críticas han ido dirigidas al Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), al que la ciudadanía ha reclamado la mejora de garantías de información y del servicio recibido por los usuarios, y a las licencias de actividad los pisos turísticos, a las que la Síndica pide "la colaboración ciudadana para detectar la oferta ilegal de alojamientos turísticos".

    La contaminación acústica también ha sido uno de los temas más frecuentes, "sobre todo por los camiones de recogida de la basura, que rompen las horas de sueño de los vecinos", ha explicado Vilà, quien también ha mencionado que desde la sindicatura han pedido la ampliación de efectivos de la Guardia Urbana para prevenir infracciones administrativas y penales, velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales y cooperar en la resolución de conflictos privados.

   Finalmente, los 'narcopisos', la accesibilidad urbanística en los edificios de servicios, interior de viviendas y transporte público, la ocupación del espacio público por parte de las terrazas y la falta de limpieza de excrementos de perros en las calles de Barcelona han sido quejas que también han quedado recogidas en el informe de la Síndica de Greuges.