Una multa de 500 euros impuesta por un juez evita la expulsión de un inmigrante

Audiencia de Barcelona
JUSTICIA
Actualizado 03/07/2012 17:07:00 CET

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha impuesto una multa de 500 euros a un inmigrante en vez de la expulsión del territorio nacional durante dos años que había dictado el Juzgado Contencioso Administrativo 4 de Barcelona en febrero de 2011.

La sentencia pone de relieve la "falta de proporcionalidad" de la expulsión por el simple hecho de no haber renovado la autorización de residencia temporal por reagrupación familiar que le caducó en 2005, sostiene el Tribunal.

El juez, en respuesta al recurso contencioso-administrativo contra la resolución de expulsión, ha tenido en cuenta que el apelante dispone de arraigo porque hace más de cinco años que vive en España con sus padres --residen legalmente, según la sentencia-- y sus hermanos en el mismo domicilio.