Munté se abre a debatir sobre el RUI pero no a financiarlo en los Presupuestos

Neus Munté
GETTY
Publicado 13/08/2016 10:17:22CET

Pide abordar si los 18 meses bastan para "culminar bien" el proceso

BARCELONA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, se ha mostrado abierta a debatir con la CUP sobre la posibilidad de incorporar un referéndum unilateral de independencia (RUI) en la hoja de ruta independentista, pero no a incluir una partida en los Presupuestos para financiarlo.

En una entrevista a Europa Press, ha asegurado que están dispuestos "a hablar de todo" para incorporar mejoras en la hoja de ruta, pero ha pedido ser rigurosos ante cualquier cambio porque todo elemento que se incorpore debe tener un componente democrático, generar amplios consensos, seguridad jurídica y ser homologable desde un punto de vista internacional.

Sin embargo, ha admitido que tienen muchas dudas de que el RUI deba tener una translación a nivel presupuestario: "En la elaboración de los Presupuestos se deben tener, de momento, otras prioridades. Esto no significa que la hoja de ruta no pueda ser mejorada y ampliada".

"Se me hace difícil pensar que los Presupuestos puedan prever todos y cada uno de los instrumentos y elementos que van surgiendo en el debate político", ha sostenido la también vicepresidenta del PDC.

Según Munté, las cuentas de 2017 (como, a su juicio, ya hacían los que los anticapitalistas bloquearon para este año), deben cubrir el compromiso adquirido por JxSí y la CUP para avanzar hacia la independencia pero también responder a las necesidades diarias de los ciudadanos.

Además del RUI --ha añadido-- en una negociación pueden ponerse otros elementos sobre la mesa por parte de las entidades soberanistas, los partidos y el mismo Govern: "Queremos que la hoja de ruta avance con seguridad, con instrumentos 100% democráticos. Tenemos que analizar si el RUI cumple estos requisitos y lo podemos contemplar así como otras propuestas que puedan surgir".

Así, al preguntársele por el plazo de 18 meses que contempla la hoja de ruta, ha reconocido que es otra de las posibles cuestiones a debatir, destacando que es un buen momento para analizar en qué se ha avanzado y qué queda por hacer, entre otras cuestiones.

"Reducir no se pueden reducir, pero tampoco hay que alargarlo respecto a los plazos inicialmente previstos. Lo que sea necesario para culminar bien el proceso", ha reclamado.

RIESGOS DEL RUI

Pese a asegurar que el referéndum unilateral no sería un nuevo 9N, ha concretado que el proceso participativo de 2014 da pistas de la complejidad de implementarlo, por lo que ha llamado a estudiarlo "con mucho cuidado y discreción".

"Los riesgos están y los asumimos. Algunos pueden hablar de ello muy de cerca y otros hablan pero no les toca tan de cerca", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies