El Museu Can Framis recupera al pintor olvidado Xavier Prat, que plasmó la fiesta de los 80

Pintura sobre la vida nocturna barcelonesa de Xavier Prat
FUNDACIÓ VILA CASAS
Publicado 26/06/2017 13:56:07CET

BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Museu Can Framis de Barcelona, perteneciente a la Fundació Vila Casas, ha recuperado al pintor olvidado Xavier Prat, que plasmó la vida nocturna barcelonesa de los años 80, en la mayor exposición dedicada hasta ahora a su figura.

Lo ha explicado este lunes el comisario y amigo personal del artista fallecido hace diez años, Sergio Vila-Sanjuán, en la presentación de la muestra 'Y en otra ciudad también amanece', que se podrá visitar desde este lunes hasta el 23 de julio.

Prat (1957-2007) es considerado pintor de la nueva figuración de los 80, y bebió de la corriente del surrealismo y de la Generación del 27, especialmente de Salvador Dalí y Federico García Lorca; de hecho, también ha dejado un legado de poemas, cuentos y una novela, pendientes de revisar.

Esta exposición "reconstruye" la pintura del artista, que expuso en lugares alternativos, y nunca profesionalizó su trabajo pictórico en conexión con los circuitos del arte, tales como galerías, ha explicado Vila-Sanjuán.

El periodista y escritor ha rememorado un viaje que hicieron juntos a Cadaqués (Girona) para visitar a Dalí, que les recibió con un champán rosado y una buena conversación sobre arte.

Prat se inmiscuyó en el mundo contracultural barcelonés durante los 70 y pintó de forma prolífica durante los años 80, actividad que dejó en el año 1991-1992, con una única exposición destacada a sus espaldas que se la dedicó la Diputación de Lleida en 1982.

Durante los 80, se dedicó a plasmar la noche barcelonesa con discotecas estrella como 'La Seca' y 'La Paloma', que se puede ver en la muestra en un óleo que plasma el "ambiente festivo y explosión de vitalidad" de la época.

El comisario ha subrayado la significación de la noche para una generación de artistas, pintores, escritores y periodistas de la época, que se encontraban en salas de fiesta.

SERIE SOBRE EL MAR

Además de la serie sobre la noche, la exposición hace parada en la otra gran temática abordada por el artista y que fue el mar, con el que estaba especialmente vinculado en un momento de transformación preolímpica en que se mudó cerca del Puerto.

Su mirada simbolista y onírica se trasladó al lado de la playa y del Puerto de Barcelona con el uso de técnicas matéricas que le llevarían a poner arena en sus obras y pintar la Torre de la Barceloneta.

MIQUEL BARCELÓ

Con el artista Miquel Barceló, el más destacado de los 80, se cruzó en alguna ocasión, y da fe de ello un documento con recomendaciones que el mallorquín le hizo a Prat antes de visitar la isla mallorquina.

"Tuvieron trayectorias muy dispares, pero compartieron una mirada posmoderna y una visión culta y narrativa con toques de ironía", ha defendido el comisario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies