Músicos callejeros aseguran que la Guardia Urbana de Barcelona les "asedia"

 

Músicos callejeros aseguran que la Guardia Urbana de Barcelona les "asedia"

Músico callejero en Madrid
CARLA BONNET/EUROPA PRESS
Actualizado 05/06/2014 19:23:03 CET

El Ayuntamiento recalca que cumple con las ordenanzas cuando se molesta a los vecinos

BARCELONA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un colectivo de músicos callejeros ha alertado este jueves que la Guardia Urbana de Barcelona les "asedia" y les pone sanciones, mientras que el Ayuntamiento defiende la actuación policial y asegura que los agentes únicamente se limitan a hacer cumplir la ordenanza de civismo y actuar cuando se causan molestias a los vecinos.

En declaraciones a Europa Press, el abogado del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la UB, Andrés García Berrio, que asesora a los músicos callejeros, ha asegurado que hay "un cierto grado de acoso" contra este colectivo, especialmente en lugares emblemáticos del centro de la ciudad, como la plaza del Pi.

García Berrio ha lamentado que los músicos lleven "muchas multas acumuladas y se les requise los instrumentos, y para poderlos sacar del depósito municipal tienen que llegar a pagar 200 euros".

Por esta razón, este colectivo ha anunciado movilizaciones, y asegura que según los datos que ha recopilado, durante 2013 se habrían puesto hasta 3.500 sanciones.

Fuentes municipales han asegurado a Europa Press que, según la estadística municipal, en el pasado año la policía municipal habría hecho un total de 396 denuncias, y entre el 1 de enero y la actualidad esta cifra se sitúa en las 103.

El consistorio recuerda que en el distrito de Ciutat Vella y en las estaciones de Metro, hay puntos regulados donde se pueden poner los músicos, y ha destacado que la Guardia Urbana vela por el cumplimiento de las ordenanzas que regulan el uso del espacio público.

El consistorio asegura que desde noviembre de 2011, cuando la Guardia Urbana y el Instituto Municipal de Cultura (Icub) firmaron un protocolo de actuación, han sido cedidos a escuelas de música y entidades instrumentos musicales requisados que no han sido reclamados y que están en buen estado.

El primer envío de materiales se hizo al distrito de Ciutat Vella, y constaba de un total de 168 instrumentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies