Nadal dice que Álvarez está "preocupada" y su Ministerio "está dando pasos significativos hacia Catalunya"

Actualizado 16/08/2007 21:39:48 CET

GIRONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, aseguró hoy que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, está "preocupada" por la situación de las infraestructuras catalanas e indicó que su Ministerio "está dando pasos significativos hacia Catalunya", por lo que se tiene que "dejar que trabajen".

En declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, Nadal afirmó que "hay soluciones en marcha que se notarán pronto" y reiteró que "se está invirtiendo más que nunca". "Pero el déficit histórico que tenemos acumulado requiere aún más dinero", precisó.

El conseller remarcó que Catalunya es un país que "en general va bastante bien" y dejó claro que "no hay ninguna incidencia de las que se están produciendo hoy en Catalunya que sea imputable a una competencia directa de la Generalitat". Aún así, apostó por "estar presentes y liderar las soluciones".

Respecto a Cercanías de Renfe, Nadal subrayó que es necesario que el 15 de septiembre funcionen las ocho vías de la estación de Sants y que el 31 de diciembre estén acabadas las obras del AVE en Barcelona. Respecto a su llegada a Girona, el conseller lo consideró "una gran oportunidad para la ciudad" y reconoció que, mientras duren las obras, "es posible que provoquen revuelo y que la gente lo note".

El conseller señaló que también a finales de año el tramo de la C-31 entre Montràs y Palamós estará acabado y que en junio de 2008 lo estarán también las obras de la C-35 desde Maçanet de la Selva hasta la costa d'Alou.

Respecto a las declaraciones del ex presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, en las que aseguraba que José Luis Rodríguez Zapatero está "acomplejado" por el PP en política territorial, Nadal indicó que le parece "normal" que Maragall diga lo que piensa porque "está libre de las hipotecas del cargo".

VARIANTE DE LA C-66 EN LA BISBAL D'EMPORDÀ.

Nadal aseguró también que antes de acabar el año estará decidida la ruta de la variante de la C-66 dirección a Palamós a la altura de la Bisbal d'Empordà (Girona), a pesar de que calificó la situación de "no fácil", pues existen partidarios de diferentes trazados.

El conseller recordó que, mientras Forallac y Corçà quieren la ruta por el norte, La Bisbal prefiere el trazado por el sur. Según Nadal, "la ruta del sur hace una gran campana para eludir la ciudad de La Bisbal y la ruta del norte es en línea recta".

Por otro lado, la opción del norte pasaría por una zona agrícola muy rica, hecho que podría generar una expectativa urbanística que no gustaría a muchos sectores de la población. Además, pasaría por el entorno de la depuradora de La Bisbal, por lo que se tendría que hacer un túnel por debajo del Castell d'Empordà, y por cerca los Clots de Sant Julià, bien cultural de interés nacional.

Por el sur, dijo Nadal, el obstáculo es la manera de arrancar desde Corçà y la forma de llegar a Forallac. El conseller afirmó que "la situación está muy abierta y se tendrá que hacer un gran proceso participativo, pero la Generalitat, teniendo en cuenta criterios de carácter territorial, cree que es preferible construir la carretera por el sur". "Además, ésta marcaría el límite de crecimiento urbanístico de La Bisbal, y sería un punto de contacto entre Les Gavarres y la población", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies