La niña herida por una piedra cuando iba en kayak con su padre en Llançà (Girona) mejora y sale de la UCI

Actualizado 31/08/2007 15:40:32 CET

BARCELONA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La niña de 10 años que, junto con su padre, resultó herida grave el sábado al recibir el impacto de una piedra de grandes dimensiones mientras bordeaban la costa en kayak en Llançà (Girona) ha salido de la UCI del Hospital de Sant Pau de Barcelona tras mejorar de sus lesiones, un traumatismo craneoencefálico y una fractura occipital de la que tuvo que ser intervenida.

Según informó a Europa Press una portavoz del centro, la pequeña fue trasladada a planta a última hora de la noche de ayer. Mientras tanto, su padre permanece ingresado en el Hospital General de Granollers (Barcelona) donde se recupera de la operación de urgencia a la que tuvo que someterse al haberse fracturado la tibia.

Los Mossos d'Esquadra, por su parte, siguen buscando a los presuntos autores de la agresión, que podrían ser un padre y sus dos hijos, un niño de 15 años y una niña de 12, ya que, según los testigos, estuvieron lanzando piedras al agua desde lo alto del acantilado.

La Policía catalana busca a los sospechosos por hoteles, pensiones, urbanizaciones, apartamentos y segundas residencias de la comarca del Alt Empordà y ha revisado las cintas de las cámaras de seguridad de todas las empresas del club náutico de Llançà en busca de imágenes que les conduzcan hacia los sospechosos.

El suceso ocurrió sobre las 14 horas del sábado, cuando alguien lanzó una piedra de grandes dimensiones que cayó sobre el kayak y lo partió en dos, hiriendo a sus ocupantes. La niña y su padre fueron trasladados al Hospital de Figueres, donde el padre fue intervenido de urgencia de una fractura de tibia.

La menor, posteriormente, fue trasladada a la UCI del Hospital de Sant Pau de Barcelona debido a la gravedad de sus lesiones, mientras que su padre fue trasladado el domingo al Hospital General de Granollers, ya que es vecino de la zona.