Nuevas medidas para paliar los atascos por las obras del segundo cinturón de Tarragona

Actualizado 10/06/2009 20:28:36 CET

TARRAGONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Subdelegación del Gobierno de Tarragona, el Ayuntamiento, los Mossos d'Esquadra y el Servei Català de Trànsit se reunieron hoy para decidir medidas urgentes que minimicen el impacto que está teniendo el cierre del acceso a la ciudad por la Vía Augusta en el tráfico viario, y que pasarán por mejorar la señalización y mantener presencia policial.

El cierre se produjo el lunes para llevar a cabo la construcción de una rotonda dentro de las obras del llamado segundo cinturón de Tarragona que enlaza la A7 con la N-340.

Desde entonces, las quejas de los conductores son continuas y denuncian la mala situación de las vías alternativas y la falta de información, así como los colapsos circulatorios que se producen. Incluso el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio habían mostrado su malestar por este cierre justo cuando llegan las vacaciones.

En la reunión de hoy se acordó de forma inmediata reforzar y mejorar la señalización para clarificar los desvíos posibles, así como continuar con la presencia policial para facilitar la circulación de vehículos.

Se recomendará con carteles el uso de la AP-7 como vía alternativa y, además, se intentará acelerar las obras, cuyo plazo de finalización actual está fijado para agosto. El viernes habrá una reunión de seguimiento para evaluar el resultado de estas medidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies