Las obras del Hospital Ernest Lluch se posponen hasta 2013

Actualizado 04/03/2011 16:14:15 CET

BARCELONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha comunicado que el inicio de las obras de construcción del Hospital Ernest Lluch se pospondrá hasta 2013, "una vez se haya realizado el proceso de concurso y adjudicación de los trabajos", ha informado el departamento en un comunicado.

El conseller Boi Ruiz ha iniciado este viernes la primera reunión de trabajo, después de que anunciara este martes el plan de medidas urgentes para la sostenibilidad del sistema sanitario, con un encuentro con el alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, y el presidente de la Corporación Sanitaria Parc Taulí, Pere Fonolleda.

De este modo, también se ha acordado que el ambulatorio Gràcia de Sabadell no tendrá fecha de inauguración ni de puesta en funcionamiento hasta después del verano, una vez aprobados los presupuestos de la Generalitat para 2011.

En la misma línea de contención presupuestaria, las administraciones han acordado firmar un convenio, también tras la aprobación de los presupuestos, para que el Ayuntamiento avance la inversión e inicie las obras del ambulatorio Can Llong.

El conseller Ruiz anunció esta semana que la concreción de los diversos proyectos en construcción tendrá lugar en las próximas semanas, en función del presupuesto disponible.

RETRASO DEL HOSPITAL ERNEST LLUCH

En junio de 2009, la ex consellera de Salud Marina Geli comprometió cerca de 97 millones de euros para el hospital comarcal Ernest Lluch, una infraestructura que está previsto que dé servicio a Cerdanyola del Vallès, Montcada i Reixac, Ripollet y Barberà del Vallès.

Geli comunicó entonces el proyecto ganador del concurso de ideas para la construcción del nuevo hospital, en el que destaca la recuperación paisajística y la potenciación de la luz natural del entorno, en un edificio que constará de seis niveles.

El hospital, que se ubicará en unos terrenos de 35.000 metros cuadrados entre los municipios de Montcada i Reixac y Ripollet, está previsto que cuente con unas 250 camas de hospitalización y dé servicio a cerca de 190.000 habitantes del sur del Vallès Occidental.