Oleguer Pujol compara a su padre con el Dalai Lama porque le han querido "desterrar"

 

Oleguer Pujol compara a su padre con el Dalai Lama porque le han querido "desterrar"

Oleguer Pujol declara como investigado en la Audiencia Nacional
EUROPA PRESS
Actualizado 06/06/2017 11:30:23 CET

Sobre el proceso judicial: "No somos ni una organización ni unos criminales"

   BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El hijo menor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Oleguer Pujol, ha comparado a su padre con el Dalai Lama porque le han querido desterrar: "Lo que tienen en contra de mi padre es lo que la China tiene en contra del Dalai Lama. Al Dalai Lama lo echaron del país y a mi padre le han desterrado internamente".

En una entrevista de Rac 1 recogida por Europa Press, ha negado este martes las acusaciones que pesan sobre su familia investigada en la Audiencia Nacional: "No somos ni una organización ni unos criminales".

Oleguer Pujol ha puesto la mano en el fuego por la inocencia de su familia y ha lamentado que en todo este proceso judicial hay un interés especial en desacreditar el nombre de su padre: "Se le ha querido desterrar".

"Mi padre era o es percibido desde Madrid como pieza importante dentro de este proceso independentista", ha valorado, por lo que considera que lo que buscan con todo este proceso es destrozarlo con un ensañamiento contra él.

Ha criticado que se está intentando atribuir a sus padres Jordi Pujol y Marta Ferrusola "un papel predominante que no han tenido nunca" en la supuesta trama, y respecto a su hermano Jordi ha asegurado que le han enviado a prisión provisional sin concretar ningún delito en una acción de contraprogramación --en sus palabras-- porque esa semana empezaba otro proceso judicial por el Canal de Isabel II en Madrid.

Oleguer Pujol, que ha puesto la mano en el fuego por toda su familia, ha explicado que se les investiga por delito fiscal y blanqueo aunque ha negado que hayan cometido este delito porque todos los miembros de la familia regularizaron su situación, y ha recordado que tras cinco años de investigación y que hayan comparecido 120 personas en el juzgado, entre testigos e imputados, no ha aparecido nada más.

Ha lamentado que en este proceso judicial se hayan presentado "informes falsos" y se haya recogido información de manera irregular --como la entrega de información de la familia de banqueros andorranos Cierco-- para encontrar delitos más allá del delito fiscal, pero ha recordado que siguen siendo investigados solo por este delito.

Aun así, ha admitido su "error y pecado original" de tener una cuenta en Andorra no declarada, pero ha negado que su familia haya obtenido un beneficio ilícito de 69 millones de euros tal y como recoge el último informe de la Udef, y sobre su padre ha reconocido también el error que ya admitió en el comunicado sobre el legado de Florenci Pujol.

Ha considerado que el citado informe buscaba crear "la tormenta perfecta" para que su hermano acabara en prisión y ha lamentado que el informe donde aparecen los 69 millones está absolutamente distorsionado.

'MADRE SUPERIORA': "FOTOMONTAJE"

Sobre la nota en la que su madre se describe como 'madre superiora' para supuestamente ordenar traspasos de cuentas, ha indicado que es de 1995 y su madre no la recuerda, aunque ha admitido que "el concepto de la madre superiora existía".

Pero considera evidente que es un fotomontaje y ha considerado que aparece de forma extraña en la causa: "Es muy extraño que lo haya escrito ella y por eso decimos que no lo reconocemos".

Al preguntársele por la expresión de su madre en la comisión del Parlament asegurando que sus hijos van 'con una mano delante y otra detrás' ha declarado: "Mi madre no hablaba por mí, yo me he ganado muy bien la vida y me han ido muy bien las cosas", pero ha señalado a otros de sus hermanos que han sufrido mucho en este proceso, como Pere, Marta y Oriol.

Ha explicado que lleva cinco años sin poder trabajar ya que ahora llevar el nombre Pujol castiga, y que su padre está "fastidiado" porque es mayor, a sus 86 años.

"Mientras le atacan se siente fuerte pero cuando atacan a la familia y a sus hijos esto le pasa factura", ha explicado Oleguer Pujol, aunque según él sigue haciendo vida normal, yendo al despacho y escribiendo.

Ha considerado que su padre tenía un dilema moral desde el año 80 cuando no se opuso a que sus hijos acepten el legado del abuelo Florenci Pujol pero ha puntualizado que "no ha tenido dinero no declarado en el extranjero".

"A mí la política me ha condicionado mucho: Me hubiera gustado tener un padre no tan público", ha indicado, y ha lamentado que si quería estar con su padre, que según el tenía adicción a la política y los fines de semana tenía que ir a actos de partido.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies