Once Catalunya homenajea a Tete Montoliu en una exposición con 200 objetos personales

La exposición de Once Catalunya 'El racó d'en Tete'
ONCE CATALUNYA
Publicado 28/03/2017 19:18:00CET

BARCELONA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Once de Catalunya homenajea al músico ciego barcelonés Tete Montoliu con la exposición 'El racó d'en Tete', que cuenta con 200 objetos personales, como su piano y un vestido smoking con el que ofreció su último concierto en Barcelona en el Palau de la Música en 1997, junto a carteles de sus conciertos, cartas particulares, premios y medallas.

La recopilación podrá verse en el Hall del Auditorio del edificio de la entidad en la Gran Via de Barcelona a partir de este martes, cuando se cumplen 84 años del nacimiento del artista, del que se conmemorará en verano las dos décadas de su muerte, ha explicado la entidad en un comunicado.

La exposición, que nace con la voluntad de ser de carácter permanente y podrá visitarse con la autorización del departamento de Cultura de Once Catalunya, incluye la Creu de Sant Jordi y la insignia de oro y brillantes del Barça, al lado de 112 carátulas de sus discos, así como correspondencia personal con Joan Manuel Serrat y Xavier Cugat y un poema que le dedicó Joan Ollé, acompañados de uno de sus relojes, cuadros y sus aparatos de radio.

Ha presidido el acto de inauguración este martes el conseller de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, acompañado del director general adjunto de Servicios Sociales de la Once, Andrés Ramos; el delegado territorial de Once en Catalunya, Xavier Grau, y el presidente del Consell Territorial de Once en Catalunya, Enric Botí.

También ha asistido la viuda de Montoliu, Montse García-Albea, y su hija, Núria Montoliu, al lado de familiares y amigos, en un acto en el que ha actuado Ignasi Terraza Trio, con la colaboración de la cantante Sílvia Pérez Cruz.

Montoliu, que era ciego desde que nació, se afilió a la Once en 1944, y estudió piano animado por sus padres --él era músico titular de la orquesta del Liceu, y ella, una enamorada del jazz--, y con cuatro años ya se le consideraba "un prodigio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies