Oriol Amorós lamenta que no se aplique una directiva europea de acogida de refugiados ya existente

 

Oriol Amorós lamenta que no se aplique una directiva europea de acogida de refugiados ya existente

 El secrt.de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía O.Amorós, en una foto de archivo
Europa Press
Publicado 24/06/2017 10:49:19CET

   Permite una acogida inmediata y temporal pero "ni siquiera lo debaten"

   BARCELONA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós, ha lamentado que los Estados europeos no apliquen una directiva que permite una acogida inmediata y temporal ante una llegada masiva de personas, de una región o colectivos concretos.

   Es la Directiva 2001/55/CE, creada en el contexto del conflicto de los Balcanes, pero los Estados no recurren a ella ante la actual crisis humanitaria "y ni siquiera lo debaten", ha dicho en una entrevista de Europa Press, en la que ha destacado que su aplicación significaría una movilización unánime, conjunta y solidaria de los países.

   La medida no sustituye a los mecanismos de asilo y protección subsidiaria, sino que es complementaria; se activa por decisión de los Estados, y protege a un colectivo concreto por un periodo de tiempo, evitando el colapso del sistema de solicitudes y resoluciones.

   El jurista e investigador del Centre d'Estudis i Documentació Internacionals a Barcelona (Cidob) Santiago A.Villar, ha declarado a Europa Press que legalmente "podría haber sido aplicada si hubiera habido voluntad".

   De aplicarse esta directiva, los Estados estarían obligados a expedir permisos de residencia válidos durante el periodo de la protección temporal --en principio un año, prorrogable--, así como los visados necesarios, y las personas deberán poder trabajar, participar en las actividades educativas y de formación profesional, y acceder a alojamiento, alimentación, ayuda social y atención médica, además de reagrupar la familia.

   Este mecanismo deja a los interesados la posibilidad de reflexionar con calma y conocimiento de causa antes de tomar una decisión, con la posibilidad de que personas bajo la protección temporal decidan luego no presentarse como solicitantes de asilo o protección subsidiaria, y que puedan volver voluntariamente una vez superada la situación de crisis.

   Villar ha lamentado que, cuando un eurodiputado planteó recientemente la posibilidad de hacerlo, se le respondió que no se trata de una afluencia masiva --pese a que la UE ha admitido en otros espacios el carácter masivo del actual flujo, matiza-- y que en la guerra de Kosovo la cifra de desplazados era 400.000, frente al millón anual de ahora.

   El investigador del Cidob criticado que la UE tiene las herramientas necesarias para prever y afrontar crisis como la actual, pero lo impide la inexistencia de solidaridad comunitaria entre los países: "El problema parece ser más bien político que de carácter técnico o legal".

EMERGENCIA HUMANITARIA

   Oriol Amorós coincide con él sobre falta de voluntad política: "Es un tema que explica lo que debería ser Europa y lo que es en realidad" respecto a los principios fundacionales y cómo se están implementando en los Estados, ha dicho.

   "Resulta incomprensible que España, siendo una de las tres puertas de entrada y que tiene un interés objetivo, no lidere esta propuesta", según Amorós, que ha criticado que el Gobierno central, después de recibir una llegada masiva en 2005 y haberse sentido solo, en la actualidad se ha equivocado mucho, y se ha preguntado qué se ha hecho por Grecia e Italia.

   "Se alega el 'efecto llamada' pero es que el 'efecto llamada' son las guerras", ha sentenciado Amorós, que vería justificada su aplicación porque defiende que no se trata solo de una situación masiva y excepcional, sino que ve una emergencia humanitaria.

FALTA DE OBLIGATORIEDAD

   Villar ha explicado que la directiva no tiene un mecanismo interno de solidaridad obligatoria, y la CE no tiene competencia para decidir cuántas personas tiene que recibir cada país, quedando a discrecionalidad de cada Estado: "Es un fallo que ha tenido en general todo el sistema de asilo, en el que los Estados han sido reticentes a brindar competencias a la UE".

   El jurista e investigador del Cidob echa en falta una armonización en el sistema de asilo europeo, en el que cada país aplica su legislación interna, mientras que si fuera uniforme sería más equitativo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies