El Parlament busca investir este jueves a Jordi Turull como presidente un día antes de ir al Supremo

Turull, Junqueras y Puigdemont en el Parlament (Archivo)
Europa Press - Archivo
Actualizado 22/03/2018 10:11:09 CET

   Se convertirá en el 131 presidente de la Generalitat si logra el apoyo de la CUP

   BARCELONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Parlament busca investir este jueves por la tarde al exconseller Jordi Turull como 131 presidente de la Generalitat de Catalunya, si JxCat y ERC logran sumar el apoyo de la CUP.

   Si la CUP le da sus 4 votos, quedará investido al alcanzar los 68 votos justos que dan mayoría absoluta; si se abstiene, haría falta una segunda votación en otro pleno.

   La investidura de Turull puede llegar más de tres meses después de intensas negociaciones entre los soberanistas y de dos investiduras fallidas: la del expresidente Carles Puigdemont y la de Jordi Sànchez (JxCat).

   Los grupos independentistas negociaron primero investir a Turull la próxima semana, pero la decisión del Tribunal Supremo (TS) de citarle el viernes junto a otros líderes soberanistas ha acelerado los planes.

   Así, si se cumple el guión que han diseñado y logran los votos de la CUP, Turull será investido en primera votación este jueves, y el viernes viajará a Madrid para comparecer ante el juez que instruye la causa contra el proceso soberanista, Pablo Llarena.

   En su comparecencia ante el juez, Turull se enfrenta a un posible reingreso en prisión, lo que derivaría en su inhabilitación y le impediría ejercer el cargo recién estrenado, abriendo una nueva crisis política en Catalunya.

   El procedimiento habitual es que, cuando un presidente de la Generalitat es investido, el presidente del Parlament lo comunique al Rey y este sancione el nombramiento; luego, Turull debería tomar posesión del cargo en acto solemne en la sede del Ejecutivo.

   Sin embargo, no habrá tiempo entre la investidura y la toma de posesión formal, por lo que Turull puede acudir ante el Supremo como presidente electo pero sin la plena condición de máximo representante de la Generalitat.

DE NUEVO A CONTRARRELOJ

   Es la segunda investidura en Catalunya que se culmina a contrarreloj: en enero de 2016 el Parlament invistió a Puigdemont a pocas horas de que expirase el plazo para evitar unas elecciones anticipadas.

   En esta ocasión no expiraba ningún plazo, pero sí que los partidos independentistas han organizado el pleno en menos de un día y acelerando todos los plazos para que Turull pueda ir al TS como presidente.

   Hasta ahora ningún presidente de la Generalitat ha comparecido ante la justicia por algo relacionado con el proceso independentista: Artur Mas lo hizo ya como expresidente, y Carles Puigdemont no compareció y se fue a Bélgica.