El Parlament pospone su decisión sobre si revoca el voto delegado de Puigdemont

Reunión de la Mesa del Parlament
EUROPA PRESS
Actualizado 10/04/2018 12:39:02 CET

   Torrent se compromete a que la Mesa decida antes del pleno del viernes

   BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Parlament ha pospuesto en su reunión de este martes la decisión sobre si revoca o no que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont pueda delegar su voto en los plenos en otro diputado de su grupo, JxCat.

Fuentes parlamentarias han explicado a Europa Press que el presidente de la Cámara, Roger Torrent, ha asumido el compromiso de volver a reunir a la Mesa antes del pleno de investidura del viernes para tomar una decisión definitiva.

Por primera vez en esta legislatura, Puigdemont delegó su voto en el pleno del jueves de la semana pasada, y tanto Cs como PP han presentado sendas iniciativas para que la Cámara le revoque este voto delegado.

Las mismas fuentes han explicado que la decisión no se ha tomado este mismo martes porque la mayoría soberanista en la Mesa, formada por JxCat y ERC, ha alegado que las peticiones de revocación se han registrado con poca antelación y han pedido más tiempo para analizarlas.

SIN INFORME

Cs ha pedido que los letrados hagan un informe sobre la idoneidad de que Puigdemont delegue el voto, pero la mayoría soberanista lo ha rechazado, por lo que los juristas de la Cámara no se pronunciarán formalmente sobre el tema.

El voto delegado de Puigdemont genera polémica porque existe un auto del Tribunal Constitucional del 27 de enero que advierte de que "los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios".

Cs y PP señalan que este auto no permite a Puigdemont delegar el voto, mientras que JxCat asegura que sí lo puede hacer ya que el expresidente de la Generalitat ya ha pasado a disposición judicial en Alemania y, por lo tanto, ya se ha sometido a la justicia.

VOTO CLAVE

JxCat y ERC tienen un solo voto de margen para conseguir investir a un candidato a la Presidencia de la Generalitat en segunda vuelta, así que el voto de Puigdemont es clave para cualquier debate de investidura que quieran saldar con éxito.

Otra posibilidad sería que Puigdemont dejara el escaño y diera paso a un candidato de JxCat sin causas pendientes con la justicia, pero el expresidente ya dejó claro este fin de semana desde Berlín que en ningún caso sopesa este escenario.

Otros de los votos que está en cuestión es el del diputado de ERC Toni Comín: los republicanos estudian pedir también su delegación de voto, lo que generaría una nueva polémica, pero en este caso no descartan que tenga que dejar el escaño.