El Parlament tramita una propuesta de JxSí, PSC, SíQueEsPot y CUP para despenalizar la eutanasia

 Pleno En El Parlament
EUROPA PRESS
Publicado 26/04/2017 18:51:47CET

   Cuatro diputados del PDeCAT rechazan votar la iniciativa por no coincidir con la posición de su grupo

   BARCELONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Parlament ha tramitado este miércoles la propuesta para presentar en la Mesa del Congreso la proposición de ley de reforma de la ley de despenalización de la eutanasia y la ayuda al suicidio con los votos del PSC, SíQueEsPot, la CUP y la mayoría de diputados de JxSí, los votos en contra del PP y la abstención de Cs.

   Impulsada por JxSí, el PSC, SíQueEsPot y la CUP, la propuesta prevé modificar el Código Penal para eximir de responsabilidad penal a quien "por petición expresa, libre e inequívoca de una persona que sufriera una enfermedad grave que condujese necesariamente a su muerte o de patología incurable que provocase sufrimiento físico y/o psíquico grave y que se previese permanente, causase o cooperase con actos necesarios a la muerte segura, pacífica y sin dolor de esa persona".

   Pese a que la iniciativa también la impulsa JxSí, cuatro de sus diputados pertenecientes al PDeCAT, Albert Batet, Jordi Cuminal y los exconsellers Germà Gordó e Irene Rigau, han rechazado participar en la votación pese a estar presentes en el pleno: ni han votado a favor de la enmienda a la totalidad, ni en contra como ha hecho JxSí, ni se han abstenido.

   Fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press han explicado que estos cuatro diputados, de convicciones católicas, discrepan de la posición del grupo porque consideran que la cuestión merece un trabajo "más profundo", además de repensar el Código Penal y no reducirlo a una mera despenalización de la eutanasia.

   La diputada socialista Assumpta Escarp ha llamado a "romper el tabú" y hablar de la muerte, y ha recordado que el Código Penal habla de víctima porque lo tipifica de homicidio atenuado, por lo que ha pedido que se despenalice como paso previo a su regulación.

   La diputada de SíQueEsPot Àngels Martínez ha defendido el derecho a "morir bien, a tener una buena muerte" --que es lo que significa la palabra eutanasia--, pero sobre todo ha exigido el derecho a que no obliguen a la gente a morir mal, ya que las personas que optan por acabar con su vida no puede hacerlo en condiciones dignas y acompañados.

   Gabriel Serra (CUP) ha defendido el derecho a morir dignamente como un derecho de autodeterminación: "Si lo defendemos colectivamente tenemos que hacerlo primero individualmente, sobre el propio cuerpo", ha dicho y ha lamentado que no se pueda impulsar desde Catalunya porque hay que cumplir el marco legal vigente estatal.

CONSENSO DIFÍCIL Y NECESARIO

   Desde la bancada de JxSí, Alba Vergés ha aclarado que lo que pretende no es sacar la eutanasia de la legislación, sino del ámbito penal para "regularlo a través de un debate profundo para encontrar un consenso tan difícil como necesario, escuchando las diferencias ideológicas".

   La diputada del PP Marisa Xandri ha defendido la enmienda a la totalidad de los populares que apuestan por "acompañar a las personas en el tramo final de la vida y no acabar con su vida; en acabar con el dolor y no con las personas que sufren el dolor; en poner la medicina al servicio de la vida y no al servicio del imperio de la muerte" porque consideran que lo que pide la propuesta es despenalizar el homicidio y ofrecer la muerte como prestación sanitaria.

   El diputado de Cs Jorge Soler ha recordado que su grupo en el Congreso está impulsando una ley en ese sentido, y que Podemos impulsó un debate en la Cámara Baja que tuvo lugar hace un mes "y ahora se insta al Congreso a tener ese debate", por lo que se han abstenido en la votación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies