El Parlament volverá a abrir en agosto pero no tendrá actividad hasta septiembre

Reunión de la Mesa del Parlament
EUROPA PRESS
Publicado 12/06/2018 12:22:15CET

El independentismo fijó el año pasado que se abriera en agosto para acelerar la 'desconexión'

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlament volverá a abrir sus puertas el 16 de agosto tras el periodo vacacional --15 días antes de lo que era habitual-- pero permanecerá "sin actividad" hasta septiembre.

Así lo ha acordado la Mesa del Parlament en su reunión de este martes, en la que ha planificado las sesiones plenarias que quedan hasta el cierre del Parlament a finales de julio, cuando empezará el parón veraniego, han explicado fuentes parlamentarias.

Hasta la anterior legislatura, el Parlament cerraba todo el agosto, pero los grupos independentistas modificaron el reglamento de la Cámara para avanzar el inicio de la actividad dos semanas y abrir a partir del 16 de agosto.

El objetivo del independentismo era acelerar la aprobación de las leyes de 'desconexión' y preparar el terreno para el referéndum del 1 de octubre, aunque finalmente el Parlament se abrió el 16 de agosto y no se tramitó ninguna iniciativa independentista.

Aquellas fechas estuvieron empañadas por los atentados yihadistas del 17 de agosto, que hicieron tambalear el calendario político, y por las advertencias del Gobierno central de recurrir cualquier iniciativa independentista.

Ahora la Mesa ha decidido que este año no haya actividad ordinaria del 16 al 31 de agosto, por lo que no habrá reuniones de la Mesa ni de la Junta, y tampoco plenos.

Las citadas fuentes han señalado que, "en caso de que ocurra algo inusual y se necesitara hacer un pleno", los órganos directores del Parlament se reunirán con carácter extraordinario.

OBRAS EN EL PARLAMENT

Desde finales de julio y durante todo el agosto se llevarán a cabo obras en el Parlament y la suspensión de la actividad se ha justificado por este asunto.

Las obras servirán para adecuar el sistema de climatización de varias zonas de los despachos parlamentarios y potenciar la sostenibilidad.