El partido de los 'comuns' se definirá soberanista, de izquierda y "de una nueva época"

 

El partido de los 'comuns' se definirá soberanista, de izquierda y "de una nueva época"

Xavier Domènech (EncomúPodem) en una entrevista de Europa Press
EUROPA PRESS
Publicado 08/12/2016 10:07:09CET

   Xavier Domènech dice que el grupo impulsor tendrá más de 80 representantes de toda Catalunya

   BARCELONA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El manifiesto fundacional del partido que está construyendo el líder de EnComúPodem en el Congreso, Xavier Domènech, definirá lo que serán los 'comuns': "Somos catalanistas, soberanistas, de izquierdas, republicanos, hijos de una nueva época, pero sobre todo queremos construir un nuevo país, e interpelamos a amplias mayorías para ello".

   Así lo ha resumido Domènech en una entrevista de Europa Press al explicar detalles del documento que se está trabajando, y que incluirá que el nacimiento del espacio político tiene que ver con "la asunción plena de que el momento histórico actual es nuevo".

   "En la medida en que somos hijos de una nueva época, emergemos como una nueva propuesta política", y ha añadido que otras fuerzas que han detectado ese cambio han intentado regenerarse o adaptarse a los nuevos tiempos pero no lo están consiguiendo.

   El documento recogerá lo que supone ser "hijos del 15M y del reclamo soberanista", aunque Domènech asegura que también incluye la tradición histórica del catalanismo popular.

   "Hijos de una nueva época significa reconocimiento de retos nuevos y la necesidad de encontrar respuestas totalmente nuevas, pero eso no significa no saber que nuestro arraigo profundo proviene de todos aquellos que lucharon por los derechos sociales y políticos de este país durante el siglo XIX y el XX", según él.

PLURALIDAD TAMBIÉN TERRITORIAL

   El espacio dará los primeros pasos en los próximos días con la presentación de un grupo impulsor que estará formado por entre 80 y 100 personas, "que tienen que velar por el proceso, que tiene que llevar a la realización de asambleas de debate y de ponencias" desde que se presente hasta la Convención Constituyente que los 'comuns' prevén para marzo.

   Los miembros del grupo serán personas que representen territorialmente los movimientos ciudadanos, de ámbitos profesionales y de intelectuales, para reflejar que el nuevo espacio "va más allá sus siglas de origen y permite integrar culturas políticas" diferentes.

   "Queríamos que hubiera representantes temáticos de todo el país, pero también territoriales", ha dicho para explicar que el grupo se concibió por un conjunto de cerca de 20 personas y que ahora ha crecido hasta superar los 80.

   "Encontraremos a gente reconocida y gente no tan conocida en toda Catalunya, pero sí en su territorio", y también habrá representación de las diversas sensibilidades políticas de origen --BComú, Podem, ICV, EUiA, Equo--, además de una expresión muy amplia del 'ciudadanismo'.

FUTURA DISOLUCIÓN DE SIGLAS

   El líder de la construcción de este espacio político asume que este momento de creación del partido "no supone ni mucho menos la desaparición de los otros sujetos políticos".

   "Pero si este proceso a medio plazo crea una nueva cultura política, un nuevo espacio político ganador en Catalunya y una nueva propuesta política, creo que lo natural sería que el resto de actores políticos se disolvieran plenamente en este espacio", ha afirmado.

   El grupo promotor abordará el debate de ideas y de programa, lo cual se hará "de dentro hacia fuera", y no partirá del pacto entre propuestas, sino de cada una de las propuestas.

UNA IZQUIERDA QUE NO APOYE AL PDECAT

   La creación de este espacio también surge por la necesidad que identifican los 'comuns' de construir una alternativa de gobierno, no sólo parlamentaria.

   "Al parecer, ahora mismo ser de izquierdas no quiere decir construir una alternativa a Convergència", ha dicho en referencia al Govern ERC-PDECAT y a su socio prioritario, la CUP.

REPROCHES A ERC

   Domènech ha criticado que, aunque el PDECAT tiene "muchos problemas para actualizarse y para arrastrar electorado, no los tiene para gobernar Catalunya".

   En cuanto a ERC, ha recordado su posición en los últimos años, cuando su líder, Oriol Junqueras, dijo en 2013, en pleno debate sobre presupuestos, "que no aprobaría nunca más unos presupuestos autonómicos", tras respaldar las cuentas de un ejecutivo de CDC que no tenía mayoría.

   "En 2014 Mas anuncia a ERC que, si no hay presupuestos, no habrá partida para celebrar el 9N, que tenía que ser el referéndum. Después el 9N se convierte en un proceso participativo. Y en 2016, ya no es que (ERC) no apruebe unos presupuestos autonómicos, sino que los hace ella, y dice a la CUP que, si no los aprueba, no habrá una partida para hacer el nuevo 9N", ha ironizado.

   Sobre el actual proyecto de cuentas catalanas para 2017, ha sostenido que, cuando no se ponen de acuerdo, se imponen las tesis del PDECAT, y ha vaticinado que la CUP los acabará aprobando.

   Sobre la promesa del PDECAT de un referéndum en 2017, ha afirmado: "Creo que el Govern no está montando ningún referéndum ahora mismo", y cree que, para sacar adelante los presupuestos, el Govern habla de otras cosas porque eso le permite alcanzar mayorías para sacarlos adelante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies