Pascual cierra la planta embotelladora de agua en el Manantial de Cardó (Tarragona)

Actualizado 22/06/2007 17:03:05 CET

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Pascual cerrará su planta embotelladora de agua ubicada en el antiguo Manantial de Cardó (Tarragona) debido a una "paulatina disminución de la producción y las ventas", según informó la compañía.

Pascual anunció su voluntad de solucionar la situación de los 18 empleados de la planta en un plazo máximo de tres semanas. Las opciones de la firma pasan por recolocar a los trabajadores en cualquiera de los centros del grupo, principalmente en los otros cuatro manantiales de agua mineral natural.

Estas instalaciones de agua mineral natural propiedad de la compañía están situadas en Segovia (Bezoya Ortigosa y Bezoya Trescasas), León (Los Barrancos) y Huesca (Ribagorza).

La planta embotelladora de Cardó fue adquirida por Pascual en 1990, pero desde 2000 la producción ha disminuído un 70%, pasando de 57 a 17 millones de litros en 2006, tal y como se desprende de los datos hechos públicos por la empresa.

No obstante, la compañía destacó que la decisión de cese de actividad en Cardó no pone en entredicho el compromiso del grupo Pascual en Catalunya. Según expuso la compañía, la inversión de 70 millones de euros en las fábricas de Cardó y Gurb, el nuevo balneario de Cardó y las delegaciones de Barcelona y Tarragona culminará en 2008.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies