La Pedrera reúne en una exposición la creación artística veneciana de los siglos XVII y XVIII

Actualizado 22/10/2007 17:29:53 CET

Muchas de las obras expuestas salen por primera vez de Venecia

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Pedrera de Barcelona reúne en una exposición las distintas creaciones artísticas venecianas del siglo XVII y XVIII, a través de más de un centenar de pinturas, dibujos y esculturas hasta grabados y libros, de las cuales algunas han salido por primera vez de Venecia y otras ni se habían expuesto al público.

'Pasión y negocio. EL arte en la Venecia de los siglos XVII y XVIII', que podrá verse a partir de mañana y hasta el 27 de enero, esta compuesta por cinco ámbitos temáticos: de las tinieblas a la luz, la ciudad de los libros, Venecia como escenario, el género de la Veduta --los elementos del paisaje con un trabajo arquitectónico escenográfico-- y Canova y el Neoclasicismo.

La muestra, que también abarca finales del siglo XVI y principios del XIX, por lo que hay esculturas de Canova, se ciñe en un periodo en el que la ciudad estado se encontraba en un momento de decadencia política, pero de gran "proliferación artística".

"Queremos fijar lo que era la República de Venecia justo antes de tambalearse y convertirse en un mito", señaló el director de la Fundació Caixa Catalunya, Àlex Susanna. Esta exposición pretende "redescubrir" un periodo artístico poco conocido en todo el mundo.

Obras, no de las más conocidas, de artistas del relieve como Tintoretto, Veronse, Leandro Bassano, Francesco Guardi, Giovanni Battista, Francesco Guardi y Canaletto, entre otras se distribuyen en los cinco ámbitos de la muestra.

La pasión y el negocio, como dice el título de la exposición, son dos características de la Venecia moderna. "En el siglo XVIII, Venecia era una ciudad del refinamiento, los grandes carnavales y libertad, pero también tenía un sector editorial más importante de Europa y acogió el primer turismo", señaló Susanna.

El comisario de la exposición, Xavier Barral, explicó que han traído de Venecia muchos libros porque están ilustrados por artistas del momento y hay destinados a un público más popular y otro más culto.

En la exposición también se ha dado importancia al mundo femenino y "la libertad femenina". Las mujeres eran artistas y realizaban gravados como es el caso de la aristócrata Rosalba Carriera y la religiosa Isabella Piccini y que también pueden verse en la Pedrera.

"El mundo irreal de Venecia se muestra en las pinturas, también hemos querido dar la imagen de la fiesta y de los propios artistas que se refleja en sus autorretratos", dijo Barral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies