Una película de Mike Newell reivindica "los libros como refugio" en el inicio del Bcn Film Fest

                               Mike Newell, Paula Mazur Y Graham Broadbent
EUROPA PRESS
Actualizado 20/04/2018 15:06:41 CET

   Aborda cómo se resistió la ocupación nazi en ciertas islas británicas durante la guerra

   BARCELONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La película 'The Guernsey Literary and Potato Peel Society' --'La sociedad literaria y el pastel de piel de patata'--, del director británico Mike Newell, ha dado el pistoletazo de salida este viernes a la segunda edición del Bcn Film Fest, el Festival Internacional de Cinema de Barcelona-Sant Jordi, que hasta el próximo 27 de abril se celebrará en los Cinemes Verdi de la capital catalana, y que ha reivindicado a "los libros como refugio".

   Ambientada en el contexto histórico de la ocupación nazi de las islas británicas del Canal de la Mancha durante la Segunda Guerra Mundial, el filme cuenta la historia de Juliet Ashton --Lily James--, una escritora que a través de unas cartas descubre la historia de un grupo de habitantes de la isla de Guernsey (Reino Unido), que han creado un club de lectura para suportar la ocupación alemana.

   En una rueda de prensa este viernes, Newell ha destacado la importante labor escenográfica de la película, que recrea y contrapone el floreciente cosmopolitismo de Londres de finales de la Segunda Guerra Mundial, al que pertenece la protagonista, con la realidad de las islas británicas invadidas, que justo empiezan a recuperarse de las secuelas de la ocupación.

   "Tuvimos que reproducir este ambiente en la isla, cuando todo estaba bajo el racionamiento. Buscamos la parte más decaída del territorio y también tuvimos mucho trabajo a la hora de trasladarlo todo en avión", ha confesado Newell.

EL DESCONOCIMIENTO DE LA OCUPACIÓN

   Los productores de la película Paula Mazur y Graham Broadbent también han explicado que se trata de una adaptación cinematográfica de la novela de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows, de la que les atrajo su argumento: "No teníamos ni idea sobre dicha ocupación en las islas, la película te da una perspectiva distinta".

   A la vez que han reflexionado que para Adolf Hitler era muy importante controlar las islas, pero que muchos británicos desconocen esta parte de la guerra porque "el Reino Unido continental se despreocupó de ellas durante el conflicto y después tuvo que ganárselas de nuevo".

   Y se han mostrado confiados con la buena acogida del filme en territorio británico: "Los británicos estamos obsesionados con las historias de la guerra porque es la última vez que fuimos importantes", ha ironizado el director del filme, que ha avanzado que la producción llegará a España en octubre.

DE LA LITERATURA AL CINE

   Los productores también han reconocido el reto que ha supuesto adaptar la novela a la gran pantalla: "Era una novela epistolar compuesta de cartas escritas por diferentes personas, pero todas dirigidas a Juliet", y han explicado que decidieron que en el filme solo fuera un personaje el autor de todas ellas.

   Aun así, han confesado que no han dejado de lado el libro y que tuvieron que hacer hasta cinco borradores para recrear la novela: "La gente cree que cuando se hace una película la inspiración te cae del cielo y no es verdad, los guionistas han tenido que dar muchísimas vueltas a la historia", ha advertido el también director de 'Cuatro bodas y un funeral'.

LA IMPORTANCIA DE LAS MUJERES

   El equipo también ha explicado que otro de los aspectos que les fascinó de la novela fueron los personajes femeninos ya que "es la historia de una mujer moderna como Ashton, rica, soltera que controla su propia vida, y que cuando viaja a la isla para conocer el club de lectura descubre que con sus habitantes comparte el hecho de haber perdido a seres queridos durante la guerra".

   Broadbent ha añadido que en la producción "aparecen mujeres que no se definen en base a las relaciones de sus maridos", y ha recordado que en los conflictos bélicos siempre ha habido dos tipos de guerra distintos: la de los hombres en el frente y la de las mujeres en sus casas resistiendo las penurias del conflicto.