Un peritaje concluye el incendio de un autocar en el Bruc fue por una avería "fortuita"

Publicado 29/05/2017 15:25:03CET

BARCELONA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Un peritaje independiente ha concluido que el autocar que se incendió este sábado en el Bruc (Barcelona) sufrió una "avería accidental y fortuita" ocasionada por un cortocircuito en el vehículo, que había pasado la inspección técnica dos meses antes y nunca había mostrado señales que hicieran prever el suceso, ha informado la compañía del bus, Hispano Igualadina-Monbus.

El peritaje, encargado por la compañía, señala que el incendio empezó en la parte posterior del autocar, en la zona del motor, y que fue producido por una "más que probable avería accidental", lo que avala la confirmación del correcto estado de conservación y mantenimiento del vehículo, ha informado la compañía este lunes en un comunicado.

El técnico incide en la poca antigüedad del bus --con tres años y dos meses y con la carrocería aún en garantía--, que había pasado la ITV en marzo, había superado siempre las inspecciones favorablemente en la primera visita, y estaba al corriente del mantenimiento preventivo prescrito por el fabricante.

Los hechos se produjeron sobre las 8.00 horas del sábado, cuando se incendió el autocar, que quedó totalmente calcinado, y la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat --titular de la línea que comunica Igualada con Barcelona-- anunció la apertura de un expediente por el suceso.

La compañía ha destacado que ni la conductora del autocar en el momento del siniestro ni otros conductores anteriores habían detectado nunca "ni la más mínima señal de que pudiera producirse un incendio de estas características", y ha defendido que la rápida y profesional reacción de la conductora permitió evacuar inmediatamente a los siete pasajeros que viajaban en el vehículo.

La Comisión de Ética y Cumplimiento Normativa de Transmonbus --órgano externo que audita la actividad de la empresa--, ha constado en un informe que la compañía cumplió "escrupulosamente" con todos los protocolos fijados para este tipo de siniestros, tanto preventivos como de respuesta.

En su informe, señala que no se produjeron conductas negligentes ni alejadas del código ético de la compañía, que el servicio se prestó atendiendo estrictamente a la legalidad y que se activaron las directrices internas fijadas por la empresa para este tipo de situaciones.

La compañía ha remitido a la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat tanto el peritaje como el informe de la comisión, que señala que la probabilidad de que se produjera el incidente era "bajísima".

El porcentaje de buses siniestrados al año por esta causa es del 0,0089% de la flota --del 0,0000011% sobre el kilometraje-- desde 2009, año en que la empresa encargada actualmente del mantenimiento se hizo cargo de los autocares de Transmonbus, que suman unos 750 vehículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies