Plácido Domingo: “La voz no es eterna”

El tenor Plácido Domingo
EUROPA PRESS
Actualizado 18/04/2016 14:04:17 CET

   Celebra 50 años de su debut en el Liceu el sábado con 'Simon Boccanegra'

   BARCELONA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El tenor y director de orquesta Plácido Domingo ha llegado este lunes a Barcelona para su interpretación el próximo sábado de la ópera 'Simon Boccanegra' en el Gran Teatre del Liceu, donde celebra además los 50 años de su debut, y ha afirmado sobre su futuro: "Naturalmente, la voz se tiene que terminar algún día. No hay duda".

   En rueda de prensa en el teatro, Domingo ha admitido que algún día tendrá que retirarse porque la voz "no es eterna", y ha dicho que él ya ha cambiado de cuerda pasando de tenor a barítono, porque se siente más a gusto y le ha permitido prolongar su carrera, a la vez que se siente bien vocalmente.

   Domingo, que ha superado algunos problemas de salud, asegura ser su juez más duro, y pronostica que la voz algún día empezará a bailar o el público no la oirá lo suficiente: "Yo tengo que seguir, y el día que no pueda cantar seguiré dirigiendo".

   Dirige la LA Opera en Los Ángeles (EE.UU.) y mantiene una extensa actividad con su concurso Operalia, del que "han surgido los más importantes cantantes de todo el mundo" en los últimos 24 años.

   "Mi actividad artística seguirá hasta que yo no me sienta bien, pero de cantar tendré que parar", ha dicho el tenor, que afirma tener contratos firmados para los próximos tres años y estar muy ilusionado en su nueva faceta de barítono, para la que no deja de investigar nuevos repertorios.

IMPORTANTES COLEGAS

   "Es una gran alegría estar en la ciudad condal, donde escogí vivir unos años de mi vida, entre 1972 y 1981, en tiempos muy diferentes", ha celebrado el intérprete, recordando aquellos tiempos junto a otros importantes colegas, como Montserrat Caballé, Vicente Sardinero, Josep Carreras, Pedro Lavirgen y Joan Pons.

   Pasados estos 50 años, incide en los cambios vividos por el Liceu, un teatro del que ensalza su "solera y tradición grandísima" y donde le hubiera gustado ir actuando en toda su trayectoria.

   Domingo ha explicado que primero se trasladó a Barcelona porque él y su mujer querían que sus hijos estuvieran en España; más tarde tuvo que marcharse a Nueva York porque su carrera comenzó a crecer internacionalmente y allí es donde asiduamente tenía contratos: "¡El mundo es tan grande! Y cada día hay más teatros. Siempre tienes invitaciones y perdí un poco el contacto".

   Sobre su primera actuación en el Liceu (1966), la considera muy especial porque significó su debut en España: "Fue a los 25 y ahora tengo tres veces 25" años, ha dicho Domingo, recordando que prácticamente desde pequeño no había estado en su país, y que su debut en Madrid no llegó hasta los años 70.

3.821 FUNCIONES Y 146 PAPELES

   Desde entonces acumula 3.821 funciones por todo el mundo con un total de 146 papeles interpretados, ha contabilizado el tenor, feliz también de tener una gran familia y de formar parte de la familia del teatro.

   Este sábado, Diada de Sant Jordi -"qué bonito día"-- y el 26 y 29 de abril, Domingo cantará 'Simon Boccanegra', de Verdi, papel del que acaba de interpretar cinco funciones en el Metropolitan Opera House de Nueva York, y que después llevará a Berlín: "Es una ilusión muy grande compartir reparto con el compañero de mi época Leo Nucci".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies