Un plan por operación de cáncer ginecológico reduce la estancia hospitalaria

 

Un plan por operación de cáncer ginecológico reduce la estancia hospitalaria

Contador
El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.
HOSPITAL VALL D'HEBRON
Publicado 31/03/2017 10:22:12CET

BARCELONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha impulsado un nuevo protocolo pionero a nivel mundial para la recuperación de una operación de cáncer ginecológico que acorta la estancia hospitalaria, reduce la mortalidad, mejora el confort de las pacientes y ahorra en gasto sanitario.

En declaraciones a Europa Press, el médico adjunto del Servicio de Ginecología y uno de los promotores, José Luis Sánchez, ha explicado que este procedimiento se basa en el método de Recuperación Intensificada en Cirugía Abdominal (Rica) y tiene un "impacto muy importante" sobre el abordaje de la recuperación del cáncer ginecológico.

El nuevo procedimiento es fruto de un estudio --impulsado en 2014 y que culminará este año-- que analiza a 100 mujeres tratadas en el Hospital Vall d'Hebron por cáncer ovárico, y los buenos resultados harían viable extender este método a otros tumores, según Sánchez.

Los resultados preliminares del estudio han constatado una reducción del 14% de la mortalidad, un descenso de nueve a siete días de la estancia en el hospital, un ahorro económico de 680 euros por paciente, y no se produjo ningún reingreso.

FASES DEL TRATAMIENTO

Este protocolo se centra en la atención en el preoperatorio, la intervención quirúrgica y el posoperatorio con el fin de reducir el tiempo de ingreso, disminuir el estrés de la paciente, favorecer su recuperación y minimizar las complicaciones posteriores.

En el preoperatorio, se evitan intervenciones innecesarias --como la preparación del colon, ya que no mejora ningún resultado--; se informa mejor a la afectada, y dos horas antes de la intervención la mujer puede tomar un zumo y no permanecer en ayunas.

Durante la operación, se administra la anestesia en función de las necesidades de la paciente, se proporciona calor para evitar la hipotermia y se reduce el consumo de morfina; y en el posoperatorio, el protocolo prevé que a las seis horas de la operación la paciente pueda empezar a tomar líquidos y a las 24 horas retomar su dieta, de manera que se recupera antes.

"Esto supone un gran cambio de mentalidad porque cambiar estos hábitos cuesta mucho", ha manifestado Sánchez, quien ha precisado que se está aplicando el protocolo desde enero de forma rutinaria en pacientes con cáncer de cuello uterino, de matriz y ovárico, pero no el de vulva.

CÁNCER GINECOLÓGICO

El cáncer ginecológico representa el 15% de todos los cánceres, siendo el de endometrio el más frecuente con el 6%; el de ovario, el 4% --aunque es el que causa más mortalidad--; el de cérvix, el 3%, y el de vulva y vagina suponen el 1,2%.

Estos casos son tratados en la Unidad de Ginecología Oncológica y Patología del Trato Genital Inferior del Hospital Vall d'Hebron, formada por ocho profesionales que cada año atienden a cerca de 9.000 pacientes y realizan medio millar de intervenciones quirúrgicas.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies