El PP quiere que el Govern ceda edificios públicos en venta al Ayuntamiento de Barcelona

Alberto Fernández (PP)
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2011 15:08:55 CET

BARCELONA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha propuesto este lunes que el Ayuntamiento de Barcelona reclame a la Generalitat la cesión "gratuita o a un precio razonable" de edificios públicos en venta en la capital catalana por su deuda con la ciudad.

En declaraciones a los medios, el popular ha presentado una lista con los 26 edificios que el Govern quiere vender en la ciudad por un mínimo de 450 millones entre los que se tendría que estudiar "cuáles pueden ser de interés para la ciudad"

Fernández ha sostenido que con esta fórmula "habría la posibilidad de obtener patrimonio público a buen precio, compensar deuda, que el Ayuntamiento trasladara dependencias que está alquilando al sector privado, o cederlas a entidades sin ánimo de lucro que estén prestando servicios a la ciudadanía".

Ha recriminado al Govern que tenga un 52% de morosidad en sus aportaciones a Barcelona, y ha censurado que "no sólo no paga lo que toca, sino que además el Ayuntamiento tiene que poner dinero para financiar servicios en los que tendría que poner dinero la Generalitat".

Algunos de los inmuebles que figuran en el listado son la Bolsa de Barcelona, la Agencia Catalana de Residuos, la Conselleria de Educación y la Agencia Tributaria de Catalunya, entre otros.

CRÍTICA AL MONUMENT DELS CASTELLES

Fernández ha criticado "la dudosa estética y el emplazamiento equivocado" del monumento de Barcelona a los castellers, que ya luce en la plaza de Sant Miquel sin andamios, y ha reprochado al Ayuntamiento el "despilfarro" que supone esta obra en época de crisis, cuando hay otras prioridades.

El monumento está formado por unas ramas de acero entrelazadas que forman una torre cilíndrica de unos 30 metros, rebasando la altura del edificio consistorial, y supone 630.000 euros de inversión, uno de los motivos que han hecho que se opongan vecinos y comerciantes.