Profesores de El Palau de Sant Andreu de la Barca dicen sentirse "víctimas" de una campaña

Publicado 15/05/2018 19:42:27CET

BARCELONA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El profesorado del instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) ha asegurado sentirse "víctima de una campaña que pretende desacreditar el modelo educativo catalán, atribuyéndole una función adoctrinadora y promotora de una división inexistente".

Lo han asegurado en un comunicado aprobado por la asamblea de profesorado del centro, celebrada el lunes, en el que agradecen las muestras de apoyo recibidas y reclaman a las instituciones educativas y políticas "la protección del profesorado".

Los profesores de El Palau reprochan que en la denuncia de Fiscalía a docentes del centro no se tomó en consideración las declaraciones realizadas por los profesores en enero ante la Guardia Civil en las que "negaban taxativamente aquellas infundamentadas acusaciones".

Han afirmado que las expresiones que se atribuyen en la denuncia a algunos docentes del centro "no son ciertas y tergiversan las diversas intervenciones en las clases" tras el 1-O.

El profesorado ha señalado que el 2 de octubre los docentes que quisieron se sumaron a la convocatoria de paro a las puertas del instituto "por la paz y la no violencia", y que antes de esa hora se acompañó al alumnado de ESO al patio, que queda al otro extremo, donde había unos profesores de guardia para efectuar la vigilancia y los alumnos que allí estaban permanecieron sin hacer ninguna actividad específica.

SIN QUEJA FORMAL

Los profesores han afirmado que, "pese a que hasta hoy no se ha registrado ninguna queja formal, ni al centro ni a los servicios de Inspección", el 3 de octubre se activaron los mecanismos habituales para generar espacios de encuentro, abordar la situación, contrarrestar el relato distorsionado que se estaba proyectando y garantizar la intimidad del alumnado.

Los Servicios Territorial del Baix Llobregat respondieron el 27 de octubre a los representantes sindicales en la Junta de Personal que la Inspección había hecho las indagaciones y "no se había encontrado ningún indicio de actuación indebida".

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca convocó a las familias implicadas y a la dirección del instituto a un encuentro, "al que las familias afectadas no se presentaron", y el 6 de noviembre el Consell Escolar del centro aprobó por asentimiento unánime un comunicado en el que se rechazaban las acusaciones contra el profesorado y se defendía su profesionalidad.

PROCESO "DESORBITADO"

Han considerado que la Fiscalía ha impulsado un procedimiento judicial "tan desorbitado como inadecuado", que obliga a defenderse de las críticas, del cuestionamiento de su profesionalidad y de la atribución de delitos que no han cometido.

Los profesores han reprochado la divulgación de nombres y fotografías de los docentes denunciados "en clave de escarnio de instrumentalización política", dañando a toda la comunidad educativa del instituto.

Los docentes han pedido solidaridad con el profesorado de El Palau encausado, han rechazado la judicialización del caso, han demandado "alzar la voz contra la presión y la criminalización" de los docentes" y detener la ofensiva contra la escuela pública catalana.

Contador