El promotor musical y estafador confeso alega ante la juez que los clientes le venían solos

 

El promotor musical y estafador confeso alega ante la juez que los clientes le venían solos

Publicado 27/06/2017 16:59:48CET

Antoni Mas dice no saber a cuántos inversores estafó y que el fraude es inferior a 200 millones

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El promotor musical y estafador confeso Antoni Mas, investigado po defraudar más de 200 millones de euros a inversores a los que prometía altas rentabilidades con falsas cesiones de espacios publicitarios, ha defendido este martes ante la juez que los clientes lo buscaban a él y le venían solos a través del 'boca-oreja'.

Según han explicado a Europa Press fuentes judiciales, Mas ha comparecido --tras pedirlo voluntariamente-- unas dos horas ante la titular del Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, en las que ha contestado a todas las preguntas que le ha planteado la magistrada, los abogados de los querellantes y su defensa, pues la Fiscalía no ha estado presente.

Tras confesar parte de la estafa ante los Mossos d'Esquadra, el promotor ha admitido en sede judicial el fraude, pero ha asegurado que éste no asciende a los 200 millones de euros que estima la policía catalana, aunque no ha querido o no ha sabido concretar una cifra.

Tampoco ha desvelado el número de inversores a los que ha estafado y, eso sí, ha asegurado que ya ha devuelto parte del dinero defraudado, aludiendo a un caso concreto: hace cuatro meses devolvió cinco millones de euros a un inversor, según ha explicado a la juez.

El promotor ha asegurado también ante la jueza que le tocó tres veces la Quiniela, cobrando en una de las ocasiones 1,5 millones de euros, han explicado fuentes judiciales.

Mas es dueño de dos empresas de promoción musical y publicidad con las que cometió la estafa prometiendo a pequeños y grandes inversores un alto rendimiento con falsas cesiones de espacios publicitarios ya vendidos a grandes firmas.

A través de estas dos sociedades se realizaban falsos contratos publicitarios que financiaban los propios inversores estafados, generando un "fraude piramidal", según la versión de los Mossos d'Esquadra.

El detenido ofrecía altos rendimientos en intereses --muy por encima de otros productos financieros--, destinando los fondos a la compra de espacios publicitarios de grupos y medios de comunicación de ámbito estatal y su posterior cesión y venta a grandes sociedades para anunciarse.

En realidad simulaba y falsificaba facturas de estas grandes empresas y obtenía el capital de los inversores mostrándole contratos y facturas falsificadas como garantía, valiéndose de que aparentemente se trataba de un producto de bajo riesgo, según la policía catalana.

ALUVIÓN DE DENUNCIAS

La detención de Antoni Mas --el 6 de junio-- provocó un aluvión de denuncias de supuestos inversores estafados y los investigadores calculan que el número de afectados podría llegar a los 500 clientes, y que previsiblemente acabarán concentrándose en un único juzgado.

Mas era el promotor del festival de Cambrils (Tarragona) y, tras su detención, el Ayuntamiento ha salvado la edición del festival de música.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies