La provincia de Girona pierde más de 1.000 puestos de trabajo mensuales desde 2008, según UGT

Núria Rocadembosch y Dolors Bassa, UGT en Girona
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 15:40:33 CET

El sindicato critica que las cárnicas tienen al 66% de sus trabajadores en régimen de autónomo

GIRONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Girona ha perdido en los últimos cuatro años más de 1.000 puestos de trabajo mensuales --48,47 al día--, según los datos del informe de UGT en Girona sobre la destrucción de empleo en la demarcación entre 2008 y 2012 presentado este viernes.

La secretaria general de la UGT en Girona, Dolors Bassa, ha expuesto en rueda de prensa que desde enero de 2008 hasta diciembre de 2012 en la provincia se han perdido un total de 63.991 puestos de empleo, 55.385 del Régimen General y 8.606 del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

El sindicato ha apuntado que esta pérdida de ocupación hace que actualmente la oferta laboral esté en dos puestos de empleo para cada tres personas, siendo el subsector de los trabajadores del hogar el único que ha aumentado en el último año, desde la entrada en vigor de la obligatoriedad contractual, un 15,73%.

Según el informe, el sector con mayor destrucción de empleo ha sido la construcción, con la pérdida de 28.042 puestos de empleo, el 43,82% de su ocupación; en el sector servicios se han perdido 23.923 puestos de empleo, el 37,38% del total.

Ante esta situación, UGT ha reclamado que las instituciones apuesta de forma clara por la economía productiva, con políticas industriales que ayuden a mantener a los puestos de empleo y la creación de ocupación digna; ha exigido más efectivos en la inspección de trabajo, y, finalmente, ha reiterado la petición de retirar o paralizar algunos aspectos de la actual reforma laboral.

En relación a la reforma laboral, Bassa ha criticado que se haya eliminado la mediación por arbitraje en los casos de expedientes de regulación de empleo (ERE), lo que ha provocado un aumento indiscriminado de éstos: en 2008 de resolvieron 80 ERE, mientras que en 2012 el número ascendió a 585.

REPROCHES A LAS CÁRNICAS

Entre los muchos datos presentados por el sindicato, Bassa ha querido destacar que en el sector de las industrias de productos alimentarios la afiliación al régimen de autónomos ha aumentado un 42,06%: "Lo que tendría que ser un dato positivo resulta que es ficticio, ya que las industrias cárnicas están obligando a sus trabajadores a pasar al régimen de autónomos".

"En estas empresas nos encontramos con que dos terceras partes de los trabajadores son autónomos, cuando antes estaban en el Régimen General", por lo que ha criticado que no exista una ley que regule cuántos autónomos puede tener una empresa en relación al número de personas contratadas.

Finalmente, Bassa ha apuntado que se saldrá de la crisis, pero "con un total desequilibrio en el mundo del empleo" que obligará a los desempleados a aceptar cualquier trabajo, sean cuales sean las condiciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies