Un proyecto del CCCB invita a cinco autores a cuestionar los mitos sobre vejez y política

 

Un proyecto del CCCB invita a cinco autores a cuestionar los mitos sobre vejez y política

P.Ollalla, M.Daniels, J.Vaquer, V.Villatoro. A.Goerres y P.Stefan en el CCCB
EUROPA PRESS
Publicado 08/05/2017 14:00:36CET

"No hay evidencia empírica de que nos hacemos más conservadores conforme envejecemos"

BARCELONA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) y la red Open Society Foundations han impulsado una reflexión multidisciplinar de cinco autores y pensadores sobre el comportamiento político de una sociedad europea que envejece y el "gran mito" de que la vejez implica conservadurismo político, con dos documentales audiovisuales, un estudio de sociología política, un ensayo filosófico y una obra de teatro.

El director del CCCB, Vicenç Villatoro, ha explicado este lunes en rueda de prensa que abordaron el planteamiento inicial de que los efectos políticos que tiene la vejez en Europa "no se corresponden" con los que se le atribuyen, a través de cinco procesos de creación, que espera que puedan verse en Barcelona cuando estén finalizados.

El director de Open Society en Europa, Jordi Vaquer, ha señalado que se dieron cuenta de los enormes prejuicios y concepciones predefinidas que existen sobre este ámbito, algunos "completamente opuestos" a la situación real, y ha puesto como ejemplo la creencia errónea de que la sociedad abierta es la de gente joven y de que el envejecimiento de la población haga degenerar la democracia.

La franja de edad menos hostil con los refugiados en Hungría es la de menos de 65 años, según estudios de opinión, ha destacado Vaquer, que ha puesto otro ejemplo: aunque los mayores de 65 años en el Reino Unido eran partidarios del Brexit, no lo eran los de más de 80 años, que habían vivido una guerra.

En los comicios franceses de este domingo, el partido más conservador de Marine Le Pen tenía apoyo entre los 25 y 59 años, mientras que no lo tenía en los más jóvenes y mayores, dos franjas de edad que fueron la que dieron más apoyo en Austria al partido verde, impidiendo que subieran partidos de ultraderecha.

"No es solo cuestión de edad, tiene que ver con el cohorte", con cuando y donde se incorporan las personas a la actividad política, una afirmación en la que ha coincidido el experto en sociología política y profesor en la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania) Achim Goerres.

El profesor de Ciencia Política --que ha realizado seis ensayos para esta reflexión conjunta-- ha destacado que el envejecimiento de la población no es un fenómeno nuevo en Europa, ocurre desde inicios del siglo XX pero no se habló de ello hasta la década de 1980.

"No hay evidencia empírica de que nos hacemos más conservadores conforme envejecemos", ha afirmado, y ha añadido que esta creencia es un gran mito, y que en realidad el comportamiento político de los mayores es un fenómeno multisectorial, en el que, más que la edad, influyen aspectos como la salud, los ingresos, la educación y el género.

CONCEPCIÓN ERRÓNEA EN LOS MEDIOS

También ha destacado que la mucha interacción que hay dentro de las familias demuestra la inexistencia de un conflicto político intergeneracional, una interacción que destruye los estereotipos y concepciones erróneas que, a su vez, suelen crearse en los medios de comunicación, y que pueden llevar a los gobiernos a realizar políticas erróneas.

El escritor, filósofo y helenista asturiano Pedro Olalla ha aportado su visión literaria sobre la vejez poniendo a dialogar la Europa actual, envejecida en su demografía y democracia, con el 'De Senectute' de Cicerón en el ensayo 'De Senectute Política'

"El envejecimiento es en gran medida una cuestión personal y ética", sobre lo que los individuos tienen que preguntarse si la sociedad actual es un medio para vivir esta vejez de forma ética, o bien un medio hostil, y, citando a voces que critican que la población vive cada vez más y es malo para la economía, ha observado que la economía global crece cada vez más y es malo para la población.

El dramaturgo rumano Peca Stefan fusiona el teatro, la novela y la instalación en la obra 'El nuevo viejo hogar' para relatar el encuentro entre una nieta y su abuela, que le relata su pasado en Rumania, Alemania y España que rompe estereotipos, con tres papeles sociales en tres sistemas políticos diferentes: "Descubrir que, de alguna forma, estamos muy dirigidos a nuestros contextos nacionales", y ha llamado a pensar más allá.

La fotógrafa sueca Maja Daniels retrata en el documental 'La abuela me llama Thomas' la relación entre un refugiado afgano y una anciana de una pequeña población muy envejecida, y sobre este tipo de comunidades ha centrado su filme 'Casa de ningú' la escritora y activista catalana Ingrid Guardiola.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies