Pruebas oseométricas revelan que la mitad de inmigrantes que decía ser mayor de edad no lo es

Inmigrantes
CEDIDA
Actualizado 14/04/2012 14:06:24 CET

Realizan radiografías y reconocimientos médicos

BARCELONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Menores de Barcelona ha realizado más de 600 pruebas oseométricas en la mandíbula y la muñeca a inmigrantes no acompañados que alegaban ser menores de edad durante 2011, de las que más de la mitad han determinado que eran mayores de 18 años, han informado a Europa Press fuentes del organismo judicial.

"La mayoría de magrebíes sin referentes familiares resultan ser menores, lo contrario que los originarios de Ghana, que casi todos son mayores de edad", han concretado las mismas fuentes.

Para determinar la edad de los inmigrantes no acompañados, profesionales médicos realizan, a instancias de la Fiscalía de Menores, radiografías de en la mandíbula y la muñeca, así como un reconocimiento médico que se acompaña de "un poco de sentido común".

"Hay hombres que alegan ser menores de edad y cualquier persona con sentido común lo puede detectar", han explicado las mismas fuentes, asegurando que, aún así, se realizan todos los análisis posibles para corroborarlo.

Para la Fiscalía, estas pruebas médicas "rallan la absoluta fiabilidad" y sirven para contrastar la documentación que presentan los inmigrantes no acompañados ya que, según las mismas fuentes, ni siquiera la creen los países que la expiden.

Las mismas fuentes han explicado que también se podría someter a los inmigrantes a un escáner en la clavícula para complementar la información médica, aunque han puntualizado que este tipo de prueba implica "una dosis de radiación innecesaria" por su cercanía con la tiroides y el corazón, por lo que han rehusado su utilización.

La polémica entorno a las pruebas de edad debería ser inexistente, explicando que se llevan a cabo en la mayoría de países occidentales y "no se ponen en duda cuando se realizan por arqueólogos".

Han asegurado que la Fiscalía "siempre" tiende a declarar uno o dos años menos a las personas que somete a análisis médico.

LA RAZA, UN ARGUMENTO "PELIGROSO"

Según la Fiscalía, basar las pruebas en cuestiones de raza es un argumento "más que peligroso", aunque ha asegurado que si se pueden tener en cuenta factores ambientales y alimenticios.

"No tenemos ningún interés en declarar mayores de edad a personas que no lo son porqué precisamente nuestro interés superior es proteger a los menores", han zanjado las mismas fuentes.

En el segundo semestre de 2011 se detectaron en Catalunya 166 nuevas llegadas de chicos extranjeros sin referentes familiares, ha concretado el conseller de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Josep Lluís Cleries, en respuesta parlamentaria.