El PSC recupera un escaño hasta los 17 y se sitúa en cuarta posición

Miquel Iceta valora el 21 D
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 23:53:40CET

BARCELONA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSC ha ganado un diputado en las elecciones catalanas de este jueves, pasando de los 16 que obtuvo en 2015 hasta los 17, pero ha descendido de tercera a cuarta fuerza en el Parlament, por detrás de Cs, JuntsxCat y ERC.

Con el 98,45% de los votos escrutados, el partido liderado por Miquel Iceta ha conseguido 593.945 votos, un 13,86% del total, 70.662 más que en las elecciones del 27 de septiembre de 2015, cuando obtuvo 523.283 (12,72%), lo que supone una mejora de resultados, algo que no sucedía desde 1999, cuando pasó de 34 a 50 escaños, su máximo histórico.

A partir de ese momento, los socialistas catalanes fueron reduciendo sus diputados: en 2003 consiguieron 42; en 2006, 37; en 2010, 28; en 2012, 20, y finalmente en 2015, 16 escaños.

Aunque perdió cuatro escaños, en los comicios del 27S de 2015 el partido --entonces también con Miquel Iceta como cabeza de lista, por primera vez-- se mantuvo como tercera fuerza en la Cámara catalana, ya que ERC y CDC se presentaron juntos en la coalición JxSí.

LO GANA EN BARCELONA

El diputado que ha sumado el PSC en estas elecciones corresponde a la demarcación de Barcelona, donde tenía 12 y ahora tiene 13.

El resto de los escaños se mantienen tal y como estaban repartidos desde los últimos comicios: dos en Tarragona, uno en Lleida y otro en Girona.

ALIANZA CON UNITS PER AVANÇAR

Iceta ha protagonizado una campaña con el convencimiento de que puede aspirar a la Presidencia: ha defendido que es el único que puede aunar consensos para ser presidente y acabar con el independentismo a la vez que evita el "giro a la derecha" que supondría una victoria de Cs.

La principal novedad de la candidatura del PSC para este 21-D es la alianza con Units per Avançar --formación surgida a raíz de la extinción de Unió--, incorporando en el número 3 de la lista al último líder de la extinta Unió y exconseller Ramon Espadaler.

Ambos partidos sellaron una 'Alianza por el 'seny' y el catalanismo', por la que varios miembros del nuevo partido se integraron en las listas del PSC, con el objetivo de defender juntos una Catalunya con más autogobierno, más cohesionada y económicamente estable, según explicaron en su presentación.

En las últimas elecciones, Unió --que por primera vez se presentó en solitario, sin CDC-- recabó 103.293 votos, que en aquel momento supusieron un 2,51% del total de votos y la dejaron sin representación en el Parlament.