Puigdemont celebra el sí de la CUP a los Presupuestos y lo ve una "mala noticia" para el Estado

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont
EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2017 15:31:48 CET

"El día 6, el Estado debe notar el aliento de los catalanes en esta recta final"

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha celebrado este sábado que la CUP haya aprobado dar el 'sí' a los Presupuestos, destacando que con ello se podrá seguir adelante con la hoja de ruta independentista trazada y convocar el referéndum, y por ello considera que representa una "mala noticia" para el Estado.

"Podremos tirar adelante", ha exclamado en su discurso ante el Consell Nacional del PDeCAT, que se ha celebrado en una sala de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), palabras que han sido acompañadas de un aplauso por parte de los asistentes.

La decisión de los anticapitalistas permite la aprobación de unas cuentas y afianzar la continuidad del proceso independentista, después de que Puigdemont advirtiera de que convocaría elecciones si los 'cupaires' decidían no apoyarlas.

"Estamos saliendo adelante, lo estamos consiguiendo. Es un cambio de visión que debemos tener ahora que llegamos al final de trayecto tras superar todas las pruebas de stress que nos han puesto, nos hemos puesto o nos hemos encontrado", ha sostenido el presidente catalán, tras la humillación colectiva que, en su opinión, supuso la sentencia del Estatut.

Para Puigdemont, han superado cada prueba que les han puesto, lo que ha permitido ganar en superación y aprendizaje, y ha advertido: "Hemos superado tantas cosas que ya estamos a punto de superar la definitiva con mucha más fuerza de la que nuestros adversarios podían imaginar".

"INTERESES DEL ANTERIOR" REY

Ha lamentado que la respuesta del Estado a lo que se propone desde Catalunya hayan sido "expedientes judiciales, dosiers y el uso de fondos reservados para engordar la cloaca, aunque una parte parecía que estaban comprometidos a atender altos intereses del Estado, concretamente a intereses del anterior jefe del Estado".

"Nadie ha dimitido por ninguna de estas causas y ningún fiscal ha tenido interés en aclarar si hay fraude en la utilización de recursos públicos obtenidos con los impuestos de todos los ciudadanos", ha reprochado Puigdemont, que ha vuelto a cuestionar la 'operación diálogo' del Gobierno.

"El 6 de febrero tendremos otra señal de esta 'operación diálogo', concretamente en los juzgados", ha dicho en referencia al juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas, y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega, por el 9N.

Según Puigdemont, el juicio interpela a los que creen que la democracia es cosa de todos y que, en ocasiones, en necesario plantarse y decir basta, y también ha avisado de que el 6 de febrero "no solo empezará un juicio, empezará el tiempo de descuento" para el Estado.

"POLÉMICAS DE PAPEL"

Así, ha advertido de que comprobará que es un error dialogar en los juzgados y no en la política: "Descubrirá que el tiempo se le acaba y que, por más que confunda deseos con realidad y quieran desacreditarnos con polémicas de papel, hay un pueblo en pie, dispuesto a no dejarse engañar ni menospreciar siete años después de la infame sentencia del Estatut".

"El día 6, el Estado debe notar el aliento de los catalanes en esta recta final", ha pedido el presidente de la Generalitat, que ha reclamado el apoyo de las entidades soberanistas de la sociedad civil y de los ciudadanos para evidenciar, también internacionalmente, que el proceso catalán es democrático.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies