Puigdemont se descarta para presidente y pide que se invista a Jordi Sànchez

El presidente C.Puigdemont en el pleno del Parlament
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 05/04/2018 10:53:17 CET

   BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha enviado este jueves una carta a sus compañeros de grupo parlamentario en la que pide "preservar los derechos del diputado Jordi Sànchez como candidato a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya".

En la misiva, recogida por Europa Press, defiende que la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre Sànchez es un aval a la investidura: "Hacerlo --proceder a su investidura-- es un acto de justicia que repara el daño causado por los poderes del Estado español".

La carta del expresidente está fechada desde la cárcel de Neumünster, en Alemania, donde se encuentra privado de libertad y a la espera de que la justicia alemana decida si lo extradita o no a España en las próximas semanas.

Desde la investidura fallida de Jordi Turull hace dos semanas, JxCat no se había definido sobre quién sería su próximo candidato a la Presidencia de la Generalitat: este jueves Puigdemont ha disipado las dudas y se ha autodescartado para el cargo.

SEGUNDO INTENTO

Los grupos independentistas ya intentaron la investidura de Sànchez hace más de un mes, pero finalmente lo descartaron porque el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, le denegó tanto su puesta en libertad como un permiso para salir de la cárcel y acudir al pleno.

Sin embargo, JxCat considera que ahora sí puede intentar la investidura de nuevo porque desde entonces ha habido una novedad: una resolución de este Comtié de la ONU que, en palabras de Puigdemont, supone que el Estado tiene que "garantizar a Sànchez el ejercicio en plenitud de sus derechos políticos".

"La resolución que afecta a Sànchez fue emitida con una celeridad extraordinaria, sin duda a causa de la gravedad de los hechos y la irreversibilidad de la vulneración de sus derechos en el caso que este proceso se alargara excesivamente", concluye el expresidente en la carta.

Para el expresidente catalán esta resolución es una oportunidad sin precedentes para defender la causa soberanista "a nivel internacional", y pide exigir al Estado que cumple con lo dictaminado por el Comité de Derechos Humanos.

"Ya que el Estado no se comporta de forma democrática por propia voluntad, al menos que responda a las instancias internacionales que tiene la obligación de obedecer, en virtud de los acuerdos firmados" por España, sentencia el expresidente.

Puigdemont contempla que el Estado no cumpla con la resolución del Comité, pero añade que, si es así, "demostrará una vez más que es capaz de cualquier cosa para alterar el normal funcionamiento de la democracia en Catalunya".

LA POSICIÓN DE ERC

Tras fracasar la investidura de Turull por la falta de apoyo de la CUP y su posterior entrada en la cárcel, fuentes de ERC ya se mostraron partidarias de intentar de nuevo la investidura de Sànchez considerando que, en virtud de la resolución del Comité, es la que tiene más posibilidades de prosperar.

El expresidente también expresa en la carta su compromiso con la formación de un Govern que permita "desplegar el mandato de las urnas del 21 de diciembre", y por lo tanto, evite la celebración de otras elecciones en verano.

En la carta, que firma como 'presidente de la Generalitat de Catalunya', Puigdemont alude a su situación de encarcelamiento y se dirige así a sus compañeros de grupo: "Extraño poder hablaros directamente y el intercambio de vuestras reflexiones, pero siento vuestro respaldo y apoyo".