Radvanovsky y Kunde cantarán en el Liceu la "dramática" ópera 'Poliuto' en versión concierto

C.Scheppelmann, S.Radvanovsky, G.Kunde y G.Vivani, junto a la traductora
C.SCHEPPELMANN, S.RADVANOVSKY, G.KUNDE Y G.VIVANI
Actualizado 08/01/2018 18:12:45 CET

   No se representaba en Barcelona desde hace 42 años y será un "descubrimiento" para el público

   BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Gran Teatre del Liceu acogerá dos funciones de la "dramática y seria" ópera de Gaetano Donizetti 'Poliuto', en versión concierto, este miércoles y sábado, con la soprano estadounidense Sondra Radvanovsky y el también norteamericano tenor Gregory Kunde, además de la Orquestra Simfònica y el Cor del Liceu dirigidos por Daniele Callegari.

   La directora artística del Liceu, Christina Scheppelmann, ha pronosticado en rueda de prensa este lunes que esta ópera, que no se representaba en el Liceu desde hace 42 años, será un gran descubrimiento "muy potente e interesante" para el público barcelonés, al mostrar un Donizetti avanzado a su tiempo.

   El tenor Gregory Kunde ha detallado que el Donizetti que se tiene en mente es el de las belcantistas 'L'elisire d'amore', 'Lucía' y 'María Estuarda', y que esta ópera es muy distinta porque no tiene duetos suaves y maravillosos y las arias son "declamadas", cargadas de pasión y dramatismo, requiriendo de mucho dominio vocal y dramatúrgico.

   Kunde, que realizó este papel en 2010, en Bérgamo (Italia) --localidad natal de Donizetti--, ha considerado que esta pieza muestra la maestría de Donizetti, a la vez que es una puerta de entrada a la época más verdiana de la música, "en un estilo precursor del Verdi más inicial", ya que sería más fácil cantar 'Otello', de Verdi.

   Ha dicho que es el papel más dramático escrito por Donizetti para un tenor: "Mucho más dramático a lo que estamos acostumbrados", ya que los dos protagonistas acaban juntos, pero también mueren juntos, un final triste pero lleno de amor.

   Kunde, que hará en Barcelona una versión más completa que la realizada en Bérgamo, ha destacado que es una ópera perfecta para hacerla en versión concierto, sin distracciones ni parafernalias para adentrarse en la música: "Me gusta hacer óperas en versión concierto que permiten concentrarse en la música".

DEBUT DE RADVANOVSKY

   Rodvanovsky ha celebrado volver a Barcelona, y ha augurado que esta ópera será una experiencia poco frecuente para el público de la ciudad, al ser una "obra maestra que no se representa muy a menudo" porque requiere a un tenor de proporciones wagnerianas como Kunde.

   Ha considerado que la ópera tiene ciertas reminiscencias a la 'Marcha triunfal', de la ópera 'Aida', de Verdi, resultando un Donizetti "muy avanzado a su época y mucho más serio".

   Además, ha subrayado la importancia de tener una ópera de carácter religioso en esta época: "Para el mundo es necesario tener una ópera así. Todos tenemos que comenzar a mirar nuestras raíces, la fidelidad a nuestro país y nuestras propias creencias".

   A su juicio, la versión concierto permite imaginarse la película y que el público tenga su propia idea sin perderse en distracciones, y ha dicho sobre su debut que es un papel que hizo su admirada Maria Callas, a la que ha escuchado para interpretarlo: "No quiero imitarla, sino imprimir mi carácter personal, dejando mi huella".